Abascal rechaza por segunda vez hablar con Sánchez y le acusa de "negligente, falsario y desleal"

Maite Loureiro

El líder de Vox califica de "propaganda" los pactos propuestos por el presidente del Gobierno

Maite Loureiro | 2020-04-15

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha rechazado por segunda vez hablar con Pedro Sánchez, después de que el presidente anunciara que tenía intenciones de contactar con él mañana jueves, por videoconferencia, dentro de la ronda de contactos que lleva a cabo con todas las fuerzas políticas para sacar adelante sus pactos de la Moncloa o de la "reconstrucción".

A través de un videocomunicado, Abascal justifica su decisión asegurando que "no es momento de propaganda" y recuerda que, según las "dudosas" cifras oficiales, España registra casi 20.000 muertos. Una situación de la que responsabiliza al Ejecutivo, por su inacción en los días previos a que estallara la pandemia, y su posterior gestión de la crisis del coronavirus.

"¿Cómo se atreve este Gobierno a reclamar unidad a las fuerzas políticas cuando el vicepresidente ataca sistemáticamente al Jefe del Estado dinamitando la necesaria unidad institucional?", se pregunta el líder de Vox un día después de que Pablo Iglesias criticara que Felipe VI, como Jefe del Estado, vista de militar.

El líder de Vox insiste en recamar a Sánchez que cese a su vicepresidente, pague las nóminas de los españoles y se marche. "Es momento de acciones decididas para detener la destrucción de vidas, de empleos y de libertades que está propiciando este Gobierno negligente, falsario y desleal", asegura Abascal, que se muestra convencido de que nuestro país conseguirá "detener esta tragedia" y hacerlo "a pesar del Gobierno".

Dos negativas en una semana

Es la segunda vez que Abascal decide no responder a la llamada de Sánchez. El líder de Vox declinó ponerse al teléfono en la anterior ocasión al haberse sentido engañado por el presidente del Gobierno. Lo hizo, además, en un momento en el que Congreso había sido "amordazado", según denunciaron, por impedir el control parlamentario de la oposición.

La llamada tenía por objetivo reclamar el apoyo de Vox para la segunda prórroga del estado de alarma, que el partido no facilitó, convirtiéndose en el primero en anunciar un voto negativo. El propio Abascal advirtió a Sánchez durante el Pleno para aprobar la primera pórroga, que no volvería a contar con los votos de su partido si no rectificaba su gestión de la crisis.