Las dos condiciones impuestas a Alfonso Merlos para seguir en el Colegio de Abogados

El ICAM decide mantener a Alfonso Merlos pero impone dos condiciones en su sustancioso contrato.

Chic | 2020-05-05

Una vez saltó el escándalo de Alfonso Merlos y Alexia Rivas, y los programas y la prensa del corazón comenzó a abundar en la vida sentimental del periodista, la continuidad su puesto como director de prensa del Colegio de Abogados de Madrid se puso en duda.

No fueron pocos los abogados e incluso asociaciones que criticaron duramente a Merlos, o más bien las condiciones de su fichaje y su cuantioso sueldo de 181.000 euros anuales. Mientras tanto, la figura del periodista era cuestionada por sus simpatías ideológicas o bien su afición a conquistar otras mujeres.

Esta semana la Junta se ha reunido y tras muchas horas de debate (aunque no todas dedicadas al asunto de Alfonso Merlos) ha decidido mantener al periodista en su puesto actual de director de comunicación.

No obstante, impone dos condiciones que a buen seguro limitarán el rango de acción de Alfonso Merlos: la primera es poner fin a sus apariciones televisivas, que aumentaban más si cabe sus ingresos y quitaban tiempo a su puesto principal (no obstante, la profesionalidad de Merlos nunca fue puesta en duda). Y dos, revisar de manera constante su contrato y situación económica.

No parece un mal resultado para el conocido periodista, cuyo affaire con la reportera de Socialité Alexia Rivas a espaldas de la también colaboradora de Mediaset, Marta López, ha dado la vuelta al mundo esta última semana.

Había, al fin y al cabo, tres escenarios distintos: o bien prescindir totalmente de Merlos, tal y como pedían asociaciones de abogados como ALA (Asociación Libre de Abogados); mantenerlo con un severo recorte económico y prohibiendo sus apariciones televisivas; y tres, mantenerlo tal cual. La institución ha tomado la vía intermedia.

El ICAM valorará si conviene mantener a Merlos con un contrato laboral o como autónomo (hasta ahora lo hacía como sociedad y sin tributar por IRPF). El Colegio de Abogados evitó una votación a favor o en contra para evitar problemas de división pero afrontó la polémica con una revisión de sus condiciones.

El dinero percibido por Trocadero, la empresa de Merlos, consistía en un fijo de 120.000 euros, 30.000 euros como prima de estreno y 30.000 del IVA.