La patronal de las residencias de ancianos: "No nos mandaban medicamentos, sólo morfina y para sedación"

La morfina y otros materiales para la sedación ha sido la única medicación que han recibido muchas residencias, según denuncia Ignacio Fernández Cid.

LD/esRadio | 2020-05-06

Terrible denuncia la que ha hecho en Es la Tarde de Dieter de esRadio Ignacio Fernández Cid, presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia, la patronal que reúne a las empresas de residencias de ancianos en España.

Fernández Cid ha explicado que, durante esta crisis, los centros geriátricos no podían derivar a sus residentes a los hospitales: "Desde el inicio de todo esto llevamos denunciando que nos habían abandonado y no nos dejaban hacer derivaciones" a centros hospitalarios.

Pero es que encima ni siquiera han recibido medicación adecuada: "Los medicamentos que han estado funcionando, que han ido cambiando según los médicos sabían más, no nos los han mandado y por eso la mortandad ha crecido mucho", ha explicado, "no nos daban la buena medicación, esos medicamentos no los han enviado, pero morfina y para sedación, de todo", ha explicado.

"Puede ser que haya habido 20.000 muertos"

El presidente de la patronal de residencias ha recalcado también que las empresas a las que representa han pasado puntualmente a las comunidades autónomas los datos de fallecimientos en sus centros, y éstas a su vez se las pasaban al Ministerio de Sanidad: "Los datos los tiene el Gobierno y no los está dando porque no los quiere dar", ha dicho. Es más, ha recalcado que "el único que tiene todos los datos es Sanidad, las autonomías sólo tienen datos de su territorio".

Peguntado por la noticia que ha publicado la Cadena SER en la que se cifran en 17.500 los ancianos fallecidos por coronavirus en residencias de España ha admitido que "el dato es terrible", pero ha admitido que sí "puede ser que haya habido 20.000 muertes".

En este sentido, ha recordado que "lo normal habría sido que esa gente muriese en un hospital, igual que normalmente la gente no muere en sus casas" pero que en el futuro "los datos conformarán que la mayoría de los fallecimientos en las residencias se han producido en las propias residencias".

"No nos están dando test"

Por si este cuadro de lo ya ocurrido no fuese lo suficientemente terrible, Ignacio Fernández Cid ha denunciado que a las residencias "no nos están dando los test" y ha llamado la atención sobre el hecho de que "ya se está hablando de dar test a toda la sociedad", pero paradójicamente "no se está protegiendo a las personas más vulnerables", que son los ancianos.

Sin embargo, según él "hay que pasar los test a los residentes y a todo el personal" y además hay que hacerlo "en el mismo acto o no tenemos el cuadro exacto de la situación del centro, si tardas semanas cuando has sacado el último test el primero no te sirve de nada", ha dicho, lamentando que "algo tan obvio o no lo entienden o no lo quieren entender".

Por el contrario, se ha felicitado de que "material de protección suficiente" para los profesionales "sí ha llegado", pero ha advertido de que "ahora vamos a necesitar mucho más material, porque cuando salgan los mayores de sus habitaciones lo necesitarán". Además, Fernández Cid ha recordado que esto es muy urgente: "Tienen que salir ya, llevan dos meses confinados en las habitaciones y sin ver a la familia y una persona mayor con una musculatura débil necesita deambular y también necesitan socializar".

"Y encima somos los criminales"

Fernández Cid ha hecho una agria denuncia del trato que está recibiendo su sector: "Y encima tenemos que soportar que se diga que somos los criminales", ha comentado con amargura, "cuando el profesional sanitario recibe aplausos eso le anima, pero imagine a un trabajador de una residencia que tras días durísimos, porque esa gente a la que está viendo morir hace años que tiene una relación con ellos... y encima pone el telediario y resulta que eres culpable".

Por el contrario, él tiene muy claro que "lo que ha fallado aquí son las autoridades sanitarias, que no nos han dejado llevar las personas a los hospitales" ha dicho, "como falló el sistema funerario, no es que a nosotros nos gustase tener a los muertos en las habitaciones".

Además, ha denunciado que desde que asumió el control del sector "nunca, nunca" se ha dirigido a ellos "nadie del Gobierno", ni el ministro de Sanidad ni el vicepresidente Pablo Iglesias, que asumió el control del sector: "De la noche a la mañana nos quedamos sin interlocución directa", ha dicho.

Por último, Fernández Cid ha desmentido la caricatura de un sector controlado por multinacionales que incluso llevó a Podemos a crear un vídeo grotesco lleno de presuntas tramas empresariales de oscuros intereses. Nada más lejos de la realidad: "Sólo el 12% de las plazas están en manos de fondos de inversión", ha asegurado, y además "el 50% de las residencias tienen menos de 50 plazas y, normalmente, pertenecen a una familia o un autónomo" explica, "el modelo de empresa de nuestro sector es una empresa por una residencia".