¿Cuál es el impacto de la salud mental en la salud física?

La salud mental y la física es un binomio que no debe separarse si quieres tratar el asunto adecuadamente.

Ana Durá | 2020-05-14

La salud mental y la salud física a menudo se han tratado por separado y esto es un error. A la hora de elegir un seguro de salud, es importante tener en cuenta que este cubra tanto la salud mental como la salud física gracias a un comparador de seguros de salud. Ya la Organización Mundial de la Salud (OMS) definía en 1946 que la salud era un estado integral de bienestar físico y mental, y no solo la simple ausencia de una enfermedad. De este modo, puedes ver que es un binomio que no debe separarse si quieres tratar el asunto adecuadamente.

Consecuencias de la salud mental en la salud física y efectos de la medicación

La salud mental tiene diversas consecuencias en la salud física. La primera se refiere a los efectos secundarios de la medicación. A menudo los trastornos o enfermedades de la mente se tratan con medicamentos en conjunto con una terapia psicológica. Esta medicación (al igual que la que se utiliza para tratar cualquier tipo de enfermedad física) puede tener efectos secundarios. Nos referimos a un impacto en el aumento o disminución del peso corporal, entre otros muchos efectos.

¿Cómo la depresión o la ansiedad pueden afectar la salud física?

Además, algunas enfermedades como la depresión o la ansiedad aumentan el riesgo de padecer cardiopatías. Las enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer tienen más probabilidad de desarrollarse si la persona no goza de buena salud mental. Así lo defienden algunos estudios que relacionan ambas problemáticas.

Error de diagnóstico en la salud física que se asocia a salud mental

Por otra parte, también puede resultar contraproducente que no se separen la salud mental y la física. Esto puede llevar a errores en el diagnóstico y seguimiento de enfermedades físicas que se asocian de antemano a la salud mental sin hacer las comprobaciones pertinentes. De este modo se ralentiza la aplicación de una solución médica, restando eficacia.

Sensación de cansancio y agotamiento por problemas de salud mental

Otra de las consecuencias de un mal estado de salud mental en el cuerpo es la sensación de cansancio y agotamiento. Este puede ser el síntoma de multitud de enfermedades, por lo que no suele asociarse a cuadros depresivos o de angustia. Incluso una persona puede llegar a experimentar dolor a causa de un trastorno psicológico que puede derivar en:

¿Cómo afectan las enfermedades físicas a la mente?

Pero el impacto también puedes notarlo a la inversa, es decir, la salud física afecta a la salud mental. Esto ocurre más frecuentemente cuando la persona padece enfermedades crónicas o de alto riesgo para su vida que acaban por causarle pensamientos negativos. La consecuencia más habitual es que desarrolle algún tipo de depresión si sufre de:

Además, es probable que se sienta sometida a episodios de estrés y angustia. En estos casos es más que recomendable que se trate también la afección psicológica, ya que el paciente puede hacer frente a un trastorno depresivo, de ansiedad, de pánico, fóbico o un desorden alimenticio. Proporcionando el tratamiento adecuado para la mejora de la salud mental existirá un impacto positivo en la salud física. Aunque no esté ampliamente reconocido, existen investigaciones que prueban que el estado de ánimo influye en el organismo y ponen de relieve la importancia de contar con una actitud positiva ante cualquier enfermedad para una evolución más favorable.