Las lecciones de Marco Aurelio para crisis como la del coronavirus

Andrés Amorós recomienda leer Meditaciones, un curioso diario que nos legó el emperador romano.

LD / Amorós | 2020-05-19

Andrés Amorós, en su serie de recomendaciones sobre epidemias, se sale esta semana del guion para hablarnos de una obra que, si bien no trata de epidemias, sí que lo hace sobre la actitud aconsejable en momentos difíciles: es un tratado de ética estoica.

marco-aurelio-meditaciones.jpg

El emperador Marco Aurelio (121-180) es el último de los "cinco buenos". Meditaciones recoge sus anotaciones autobiográficas, reflexiones y sentencias que fue escribiendo para sí mismo, durante sus últimos años de vida. Sin ilusionarse con una República como la de Platón, intentó portarse siempre como un filósofo estoico y un digno romano. Este diario recoge sus pensamientos en las noches de vigilia, sus vacilaciones, sus recuerdos agradecidos, los consejos repetidos a sí mismo, sus máximas y su desesperanza. Con todo ello, consiguió una de las obras más perfectas sobre lo que debe ser un buen gobierno.

Marco Aurelio sucedió a Antonino Pío, su maestro. Después de él, vino el paranoico Cómodo. Luchó contra germanos en zona Danubio. Murió cerca de Viena y sus cenizas están en Mausoleo Adriano (hoy Castel Sant’Angelo).

La primera vez que se publicaron Meditaciones fue en Zurich, en 1558. Hoy en día hay bastantes ediciones, a distintos precios. Destaca la edición de la Biblioteca Clásica Gredos, con traducción y notas Ramón Bach e introducción de Carlos García Gual.

Escribe con un estilo sobrio y severo, con comparaciones brillantes. Por ejemplo, ve al vencedor en la guerra como una araña que caza moscas; o al hombre que se resiste a su destino como un cochinillo que chilla.

En este texto, Marco Aurelio aconseja que, en cualquier situación difícil, debemos prescindir de lo superfluo y reducir todo a lo esencial, así como distinguir lo que depende de nosotros de lo que no, pues sólo de lo primero depende la felicidad.

Algunas frases relevantes

"Vivimos un instante, sólo para caer en completo olvido. Duración es irrelevante: igual un bebé de 3 días que Néstor, 300 años"

"Vive como si fueras a vivir diez mil años. Sé bueno"

"Si no es justo, no lo hagas. Si no es verdad, no lo digas"

"El presente es lo único que existe"

"Para vivir feliz, basta con muy poco"

"Lo único que de verdad importa, nadie te puede quitar"

"En ninguna parte puede hallar el hombre un retiro tan apacible como en la intimidad de su alma"

"Tienes poder sobre tu mente, no sobre los acontecimientos. Si te das cuenta de esto, serás fuerte"

"Cuando te levantes, piensa en el privilegio de vivir: respirar, pensar, disfrutar, amar"

"vive una buena vida. Si hay dioses y son justos, te darán la bienvenida. Si no hay dioses, habrás vivido una vida noble. Si los hay y son injustos, no los adores"

"La única venganza de un enemigo: no parecerse a él"

"Encontraré hoy a un ingrato, un insolente, un envidioso, un mentiroso. No puedo recibir daño de ninguno"

"Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no la verdad"

"¡Cuánto tiempo se ahorra el que no se vuelve para ver lo que su vecino hace, dice o piensa!"

"Lo propio del hombre es amar, incluso a los que nos dañan"

"Fija el término el que un día fue responsable de tu composición, como ahora de tu disolución. Tú eres irresponsable"