Carta abierta al presidente Trump y al vicepresidente Pence

Zoé Valdés

La intolerancia es propia de regímenes totalitarios y actuaciones esclavas, y no de países y mentalidades libres.

Zoé Valdés | 2020-05-21

Presidente de Estados Unidos, Sr. Donald Trump,
Vicepresidente de Estados Unidos, Sr. Mike Pence:

Me dirijo cordial y respetuosamente a ustedes con el único interés y ánimo de poder ver un día a mi patria, Cuba, libre, de una vez y por todas. Nací en 1959 y sólo la he visto esclavizada. Con la intención, además, de que por fin las relaciones con ese grandioso país al que ustedes representan con tanta valentía y honor existan realmente y sean merecidamente normales. Ya es hora.

Sin embargo, me inquieta el retraso que de una y otra parte observo para que eso pueda ocurrir, y lo peor, se trata de un retraso provocado por la falta de transparencia tanto de la oposición como de una parte del exilio, situándose al mismo nivel de la tiranía en lo que a intereses ocultos se refiere. La libertad de Cuba se ha ido convirtiendo, década tras década, en una especie de Cuba Inc., o negocio, en el que sólo se enriquecen los mismos, con el respaldo del contribuyente norteamericano. No es justo. Espero tengan tiempo para leer lo siguiente, con atención, se lo ruego:

POR PRINCIPIO DE TRANSPARENCIA

Todo el que trate de imponer criterios, equivocados o no, y no acepte ni tolere cuestionamientos públicos ni criterios alternativos pone en evidencia su exiguo o ningún sentido democrático del deber ciudadano. La intolerancia es propia de regímenes totalitarios y actuaciones esclavas, y no de países y mentalidades libres.

Por otra parte, la transparencia que se exige a otros, incluso como respuesta defensiva, patética e histérica, a la exigencia de transparencia que hemos venido pidiendo desde hace tiempo a la organización Cuba Decide (no únicamente), no sólo demuestra que, de lo mismo que probablemente sin motivos y con mucha maldad se acusa al contrario, supera con creces lo que de esa organización se esconde y se sospecha. El clásico tejado de vidrio.

El exilio debiera exigir desde este mismo instante auditorías exhaustivas sobre cada una de las organizaciones que dentro de Estados Unidos reciben grandes sumas como inyecciones monetarias con el objetivo de liberar a Cuba sin estar físicamente dentro de la isla. Asimismo, el exilio debe conocer no sólo las ayudas y entradas monetarias, también y sobre todo los organismos y Gobiernos extranjeros y extraños a USA que por detrás pagan viajes y representación mundial, que nos implica como pueblo cubano, y cuyo rostro es el de alguien a quien no hemos elegido democráticamente.

Se deben investigar del mismo modo las dependencias de tiendas online, fundaciones triperas o anexas dentro de USA y en América Latina relacionadas con la entidad Cuba Decide. Así como a los individuos en bambalinas de supuestos comunicadores y activistas que poseen propiedades y negocios en Cuba burlando de tal modo el embargo norteamericano y mofándose del pueblo cubano además de enriquecerse a su costa al igual que hace la tiranía.

Eso es, se denomina transparencia multidireccional, limpieza y creatividad clara respecto a la libertad de Cuba.

He pedido por mi lado las documentaciones y permisos e información amplia sobre la próxima entrada de una embarcación a Cuba con ayuda humanitaria desde USA porque me asiste el derecho como exiliada a hacerlo, aunque resida en Francia. Divagar, acusando a otros, no responde de ninguna manera a mis inquietudes y mucho menos borra mis dudas, ni las de tantos que piensan como yo.

La líder de Cuba Decide Rosa María P. Acevedo, que vive en USA, es quien debe responder y mostrar esos documentos de manera directa.

La libertad bajo verdad es ahora.

Cuba merece su libertad en democracia. Cuba merece que los que han muerto por ella durante más de 61 años puedan finalmente descansar en paz, e incluyo como es natural a Oswaldo Payá Sardiñas, líder del Movimiento Cristiano Liberación, traicionado él y su movimiento por su propia hija, Rosa María Payá Acevedo, entre otros muchos mártires cubanos que perdieron sus vidas desde 1959 hasta la fecha.

Muchas gracias por su atención. Make Cuba Great Again. Trump 2020.