Los irresponsables efectos de derogar la reforma laboral

José María Rotellar

El pacto con EH-Bildu para derogar íntegramente la reforma laboral fulminaría 1 millón de empleos en 5 años.

José María Rotellar | 2020-05-25

Sánchez lleva a España hacia el abismo sin importarle nada más que su intento de supervivencia política personal. Iván Redondo y él sólo entienden la ostentación del poder como elemento de marketing con el que captar votos y perpetuarse en el cargo. Para ello, lo mismo introducen a los comunistas en el Gobierno, cuando cinco minutos antes decían que les quitaba el sueño, por boca de Sánchez, que trazan un acuerdo con los que fueron el brazo político de la banda asesina ETA, que tanto daño ha hecho y que tantas vidas ha segado en España.

Además, para acrecentar el horror, lo que han pactado con los filoetarras y con el grupo parlamentario de los comunistas es derogar íntegramente la reforma laboral. El PSOE ha tenido que dar marcha atrás ante el plante de Calviño, que sabe lo catastrófico que sería para el mercado laboral español, especialmente con la gran recesión actual que padecemos, además de complicar la negociación con Bruselas para obtener fondos no reembolsables, pues la UE exige que se realicen más reformas y se cuadren las cuentas, no que se deroguen las buenas reformas existentes y que se incremente el gasto estructural.

Iglesias y Otegui han corrido a decir que el pacto está firmado y que, por tanto, ha de derogarse la reforma por completo. ¿Qué hará Sánchez? Cualquier cosa que crea que le beneficia, con lo que no debería extrañarnos que sacrificase a Calviño y terminase por aceptar el cumplimiento de ese pacto vergonzoso que firmaron los socialistas.

De ser así, el efecto sería contraproducente para la economía y el empleo, empezando por el hecho de que los ERTE pasarían a ser, posiblemente, ERES, y se levantarían barreras a la contratación que impedirían que las personas que han perdido su empleo puedan recobrarlo de manera rápida. Ahondaría en la catástrofe laboral que el cierre productivo y la mala gestión en la reapertura aplicadas por Sánchez está produciendo.

Contrarreforma laboral

De llevar a cabo la contrarreforma, aunque sólo lo hiciese parcialmente -que está por ver que no lo haga íntegramente, tal y como firmaron- lo hará tocando los puntos esenciales, como los siguientes:

La contrarreforma provocaría los siguientes efectos:

Esto, de suceder, tendrá un impacto negativo en la economía, debido a que esos mayores costes provocarían una disminución de la contratación, que, junto a un empeoramiento de las expectativas de los agentes económicos, debido a las políticas económicas equivocadas de Sánchez, y al efecto de otra de esas políticas, el salario mínimo, dibujarían un panorama laboral sombrío en caso de aplicarse esta contrarreforma, máxime en estos duros momentos por los que atraviesa la economía española.

Los beneficios de la reforma laboral

Sólo el efecto de la reforma de 2012, impulsó de manera directa entre 2012 y 2018 la creación de 800.000 empleos, como se puede comprobar en los cuadros siguientes del profesor Dr. Cortiñas, de la UNED (que recogen los datos reales del empleo en términos de Contabilidad Nacional, y la estimación del comportamiento que habría tenido el empleo de no haberse llevado a cabo la reforma de laboral de 2012), que con el efecto indirecto por mejora del entorno económico y expectativas se amplió hasta casi 3 millones de nuevos puestos de trabajo según el dato de afiliados a la Seguridad Social.

captura-de-pantalla-2020-05-23-a-las-170354.png
captura-de-pantalla-2020-05-23-a-las-170426.png

1 millón de empleos menos en 5 años

Ahora, de aprobarse la derogación, sucederá a la inversa. Cada año, así, dejarían de crearse más de 100.000 puestos de trabajo que sí podrían generarse de mantenerse la reforma laboral sin derogar, provocado por una pérdida anual de alrededor de 2 décimas de PIB y una merma adicional de un millón de puestos de trabajo en un período de cinco años, que incrementarían, así, el desempleo, ya abultado de por sí con la recesión actual.

captura-de-pantalla-2020-05-23-a-las-170452.png

Por tanto, si al final Sánchez cumple con el nocivo pacto firmado con Bildu, provocará que la economía caiga un punto más y que se pierdan un millón de puestos de trabajo adicionales en el próximo quinquenio. Es una medida sin sentido, salvo que lo que se pretendiese fuese empobrecer más a España.