El "fantasma constante" que persigue a Ana María Aldón y Ortega Cano

Ana María Aldón y José Ortega Cano fueron el centro de la crónica rosa de Es la mañana de Federico.

Chic | 2020-05-25

La crónica rosa de Es la mañana de Federico contó con Beatriz Cortázar y Carlos Pérez Gimeno para, junto a Isabel González y Federico Jiménez Losantos, analizar todos los temas de la actualidad social.

Centrada en la pareja formada por Ana María Aldón y José Ortega Cano y en esas peculiaridades que mantienen desde sus orígenes. La periodista Beatriz Cortázar se preguntó en esRadio si a "Ana María le gusta ser plato de segunda mesa", teniendo en cuenta la absoluta devoción que en casa de Ortega se siente por la fallecida Rocío Jurado.

Hasta el punto de que —reveló la periodista— "en su casa la tata de toda la vida, su empleada doméstica, que ha estado confinada en Costa Ballena con Ortega Cano, es fan de Rocío Jurado y se la pone por las mañanas para preparar las camas".

¿Cómo lleva esto Ana María Aldón, al fin y al cabo la actual mujer del torero? Hay que tener en cuenta que, de todas formas, Aldón es una fan absoluta de la más grande, y de hecho debido a eso conoció a Ortega Cano cuando aquella aún vivía. "Se conocieron porque ella junto a su madre hizo una ruta en autobús y visitó la finca Yerbabuena, y cuando les enseñaban la finca salió a caballo Ortega Cano y allí se quedó prendada. Ahí surgió el flechazo, pero se enamoró como una fan de Rocío".

Algo que extraña hasta cierto punto. Federico Jiménez Losantos, director de Es la mañana, consideró que "no puede ser. Aunque haya que disimular, es algo que entiendo", en referencia a esa mistificación de la figura de Rocío. "La tienen como un mito pero saben que no está ahí. No sería lo mismo tener a la ex en el portal de al lado", explicó la periodista. La subdirectora de Es la mañana de Federico, Isabel Gonzalez, calificó esa presencia invisible de Rocío como un "fantasma constante".

De lo que nadie duda es del buen estado, a pesar de todo, de la unión de Ana María Aldón y José Ortega Cano. Hasta el punto de que ambos están en disposición de lanzarse a por un nuevo hijo biológico una vez ella regrese de Honduras.