Un pueblo zamorano recibe una inversión extranjera de 163 millones para levantar una biorrefinería

La planta podría crear 2.000 puestos de trabajo indirectos.

Libre Mercado | 2020-05-30

En el pueblo zamorano de Barcial del Barco, de tan solo 258 habitantes, se encuentra un interesante proyecto ecológico que quiere convertirse en toda una referencia en España. De hecho, ha logrado captar 163 millones de euros de inversión extranjera para poder echar andar en los próximos meses. La idea principal es crear bioetanol y pienso a partir de remolacha y maíz. Es decir, utilizando estas dos verduras se quiere conseguir combustible renovable y pienso. La empresa inversora es EA Green Energy.

Se estima que la planta zamorana produzca unos 160.000 metros cúbicos de bioetanol y 120.000 toneladas de pienso. En el futuro su intención es crear un sistema de abastecimiento energético consistente en la cogeneración de gas a partir de biomasa.

A principios de año, 130 pueblos de las provincias de Zamora, León y Salamanca firmaron un manifiesto a favor de la instalación de la biorrefinería en Barcial del Barco y La Robla. De hecho, crearon la Plataforma Pro Refinería, ya que consideran que es proyecto que puede crear muchos puestos de trabajo y llevar prosperidad a la España vaciada.

En un comunicado de la plataforma se mostraron contundentes a la hora de apoyar el proyecto. "Queremos recordar que el desarrollo del plan industrial de Biorrefinerías en La Robla (León) y Barcial del Barco (Zamora) supondría la creación de miles de puestos de trabajo indirectos y cientos directos en zonas despobladas y castigadas sobremanera por el paro, situación que se agravará con el cierre de centrales térmicas y minas. Por lo tanto, la creación de este desarrollo industrial desde Benavente hasta la montaña central leonesa debería ser, este 2020, considerado de interés general, estratégico así como prioritario. Administraciones locales, regional y nacional deberían actuar de forma conjunta en apoyo de este plan industrial vital y de urgente necesidad para nuestra región oeste", aseguraban.

La planta podría crear 2.000 puestos de trabajo indirectos, y alrededor de los 100 directos. Por ello ya ha recibido el sí del Gobierno de España, de la Junta de Castilla y León y de la Diputación de Zamora. Tras ello, podría llegar la fase II para abrir una segunda biorrefinería en la localidad leonesa de La Robla.