El parte médico, la 'Psicosis hitchcockniana' del Atlético de Madrid

David Vinuesa

Antes y después del parón por coronavirus, el club vive con preocupación la plaga de lesiones que asolan el vestuario y se apunta al Profe Ortega.

David Vinuesa | 2020-05-28

Vrsaljko con una artroscopia en su rodilla lesionada de gravedad hace más de un año. El esguince de rodilla de Joao Félix. Y ahora la lesión muscular de Ángel Correa. Según las previsiones del propio cuerpo médico del Atlético de Madrid, croata y argentino podrían llegar al primer partido que jugará el equipo de Simeone en este reinicio de la Liga y Joao Félix, sancionado ya de por sí para ese choque San Mamés, jugaría el segundo ante Osasuna. En conclusión, si todo sale bien, el Atlético no perderá a ningún jugador por lesión para sus partidos, sin embargo, las noticias no pueden ser positivas porque los rojiblancos siguen arrastrando problemas musculares en el 70-80% de la plantilla.

El equipo de Simeone lleva dos temporadas y media lastrado por las lesiones y la mayor parte son roturas fibrilares, algo que provoca la ira de la afición. En todas las demarcaciones, salvo en la portería, el Cholo ha tenido que hacer maravillas para completar la temporada con un equipo medianamente regular en cuanto a onces repetidos. Este año, por ejemplo, Savic y Giménez partían como titulares indiscutibles en el centro de la defensa, pero durante mucho tiempo y con ambos lesionados, Hermoso y Felipe ocuparon ese hueco sin suplentes del primer equipo para ayudarles. Los laterales, ídem. En el centro del campo, uno de los más castigados ha sido Koke, que incluso ha tenido recaídas al no recuperarse bien de sus problemas físicos. En ataque, Vitolo, Lemar, Correa, Joao Félix, Morata y Diego Costa han estado KO en algún momento y alguno de ellos en varias ocasiones.

De hecho, si no llega a ser por el parón del coronavirus, el Atlético habría perdido a Morata más de un mes por volver a lesionarse en Anfield cuando estaba empezando a salir de su última lesión muscular. Así se antoja difícil pelear por una liga con Real Madrid y Barcelona o por la Champions, el trofeo que tanto se desea en el Metropolitano.

Ansiedad y psicosis

El vestuario del Atlético de Madrid lleva tiempo preocupado y no es para menos. Algunos lo están por miedo a volver a caer lesionados y para otros la psicosis, propia de una película de Alfred Hitchcock, aparece al ver que los compañeros que tienen alrededor van cayendo. ¿Seré yo el siguiente?, piensan muchos jugadores. Algunos incluso han tenido que mejorar de forma personal su rutina de vida para sentirse más confiados ya sea, por ejemplo, cambiando su dieta.

La psicosis es lógica porque las lesiones están ahí. Si en un equipo como el Atlético, que tiene más que priorizado el sacrificio y el trabajo en equipo, la parte física va dejando víctimas cada semana y cada mes con los famosos partes médicos, la estabilidad mental del equipo se ve mermada. Es más fácil pedirle a un jugador que dé su 100% físico si confía en que todo va a ir bien. Si ese futbolista tiene miedo a lesionarse o a recaer...

¿Quién es el culpable?

Si esta pregunta se hace en Twitter, la respuesta es clara: el Profe Ortega. Alzado hasta los altares cuando llovían los éxitos, el preparador físico de Simeone sufre ahora las críticas, propias y extrañas, cuando las cosas no van tan bien. ¿Es él el culpable de las lesiones musculares? Culpable único quizá sea exagerado y ventajista, pero lógicamente sí es responsable de lo que va ocurriendo en el día a día tanto para lo bueno como para lo malo.

Ortega tiene mucha parte de culpa en que el Atlético superase físicamente al Liverpool en la histórica prórroga de Anfield, pero también lo es si sus hombres van cayendo continuamente en problemas musculares. Ahí está la cara y la cruz del asunto y como responsable debe poner el pecho como escudo. Viendo las más de 40 lesiones del año pasado y las que se están produciendo este curso sería poco objetivo salvarle de la quema o dar siempre excusas externas o indirectas.

A día de hoy también se pone en tela de juicio los tiempos marcados en las recuperaciones de los jugadores ya que muchos han recaído por forzar sus respectivos regresos y eso no solo depende de recuperadores y preparadores sino también de los médicos. En muchos casos, algunos por petición personal y en otros porque se consideraba que la lesión era ya agua pasada, los futbolistas han cometido el error de volver antes de tiempo. ¿Resultado? En el mejor de los casos, solo dos semana fuera. En el peor, un mes o más.

Por otro lado y no menos importante existen jugadores con una tendencia dramática a caer lesionados por motivos musculares. Giménez, Savic o Vitolo son los casos más extremos junto a Diego Costa, que suele tener algún que otro 'latigazo' en las piernas durante cada temporada.

¿Cambiar el método? ¿Mejorarlo? ¿Adaptarse a lo que hay? ¿Prescindir del Profe Ortega? Son muchas preguntas que necesitan respuesta, pero a fin de cuentas la valoración y el resultado es simple: el Atlético necesita cortar de raíz la psicosis instalada en el vestuario. Y lo necesita porque tiene que entrar en Champions como sea para paliar sus problemas económicos y ese objetivo se cumplirá con mayor eficacia si Simeone tiene a su plantilla bien en el terreno físico.