La jurisprudencia del Supremo obliga a Marlaska a aclarar la razón real del cese del coronel Pérez de los Cobos

Miguel Ángel Pérez

El Ministerio del Interior que dirige Fernando Grande-Marlaska justificó el cese Pérez de los Cobos por "pérdida de confianza".

Miguel Ángel Pérez | 2020-05-28

La jurisprudencia del Tribunal Supremo obliga al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a aclarar la razón real del cese del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid.

El puesto de Pérez de los Cobos era de libre designación y la destitución se justificó desde Interior por supuesta "pérdida de confianza". Luego Marlaska aseguró que era por un criterio de "reestructuración" y de formación de "nuevos equipos". No obstante, todo apunta a que el cese se debió a que el mando se negó a entregar el informe que estaba elaborando la Guardia Civil sobre la causa abierta por la celebración del 8-M en Madrid en plena crisis de la covid-19. Un caso que afecta al Gobierno y que investiga en la actualidad la titular del Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid, Carmen Rodríguez Medel.

Una sentencia de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Supremo del pasado 19 de septiembre de 2019 estimó parcialmente el recurso presentado por un funcionario que fue cesado por supuesta "pérdida de confianza". Según dicha sentencia, cuyo ponente fue el magistrado José Luis Requero, "al funcionario cesado debe dársele razón de por qué las razones de oportunidad, basadas en la confianza e idoneidad apreciada para el puesto y que llevaron a su elección, ya no concurren o si concurren qué otra circunstancia objetiva determina la pertinencia del cese".

"La razón o razones del cese", añade el Supremo, "no serán enjuiciables en lo que tiene de libre apreciación; ahora bien, es exigible que se explicite evitándose expresiones opacas, estandarizadas, que puedan encubrir una intención patológica por falsa, caprichosa o ajena a los requerimientos del puesto o a las exigencias de idoneidad profesional que llevaron a la elección".

La Sala de lo Contencioso-Administrativo explicaba que "el acuerdo de cese impugnado ante la Sala de instancia no daba razón alguna de la causa. Su silencio dejaba al entonces demandante indefenso a efectos de una eventual impugnación basada en que pudiera haberse incurrido en razones espurias respecto de las exigencias para el desempeño del puesto, puesto funcionarial no reservado a personal de confianza, y que ocupaba desde hacía quince años".

Por ello, "se estimaba en parte la demanda en cuanto que se anula el acto impugnado en la instancia" y se condenaba a la institución afectada "para que dicte un acto en el que se exponga la causa del cese para así satisfacer el derecho del demandante a conocer la misma. Por el contrario no se estima la pretensión de resarcimiento, ni que se le reponga en el puesto en el que fue cesado de ahí que se desestime la impugnación de la nueva convocatoria pues, como se ha visto, no hay un derecho a la permanencia en el puesto".

No obstante, el coronel Pérez de los Cobos hasta el momento no ha anunciado su intención de recurrir el cese o la restitución en su puesto en la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid.

La APM pidió a Marlaska que aclarase la "pérdida de confianza"

La Asociación Profesional de la Magistratura APM emitió un comunicado este martes: "No queremos pensar que en el cese del coronel D. Diego Pérez de los Cobos confluyan otras circunstancias que las apuntadas de 'pérdida de confianza', porque ello supondría dejar en manos de los intereses partidistas del político de turno un instrumento coercitivo como es el Derecho Penal, pero precisamente por esta razón y para evitar cualquier asomo de duda en los verdaderos motivos de la decisión, toda vez que aparece íntimamente relacionada con una instrucción penal en curso".

En este contexto, la APM solicitaba que "se expliquen los motivos de la afirmada pérdida de confianza o, al menos, que se asuma públicamente que son ajenos a la instrucción penal en curso". También que "se restituya al coronel D. Diego Pérez de los Cobos en su puesto hasta que finalice la instrucción que se lleva a cabo en el Juzgado de Instrucción de Madrid o se adopte la decisión oportuna por la Magistrada titular".