"Iglesias acaudilla el golpe al Estado de derecho y el PSOE lo ejecuta": ellos sí se atreven

Pilar Díez

Iglesias entró como un pistolero en un saloon del Oeste disparando a diestra y a diestra y dejó moribunda la comisión con una sonrisita burlona.

Pilar Díez | 2020-05-29

El Mundo

"Nissan da un portazo después de garantizar Sánchez su viabilidad". ¡Pero hombre! ¿Sánchez prometió que la fábrica se mantendría y se quedaron tan anchos? Si a mi Pedro Sánchez me da su palabra de algo ya sé al momento que hará lo contrario.

"Iglesias revienta en el Congreso la comisión de la reconstrucción". "Acusa a Vox de querer dar un golpe de Estado y culpa a los recortes del PP de los efectos de la pandemia". Vamos, que fue directamente a cargarse la comisión, que aquí ya nos conocemos todos e Iglesias, hoy en el Poder, ni se molesta en disimular. Espinosa de los Monteros se largó de la comisión y el marcarra vallecano les espetó "cierre al salir, señoría". Se está jugando que alguien le de dos merecidas hostias alguna vez. "Voy a ser todavía más preciso. Yo creo que a ustedes les gustaría dar un golpe de Estado, pero que no se atreven, porque para eso, además de desearlo y de pedirlo, hay que atreverse". Dice Javier Somalo, director de esRadio, que antes de cerrar la puerta, Espinosa de los Monteros debería haberle espetado a Iglesias "eso es lo que me diferencia de usted".

Porque como dice Jorge del Palacio "nada sucede por casualidad" y menos en Pablo Iglesias, "que nunca da una puntada sin hilo". Él sabe perfectamente que "la extrema derecha es inexistente como amenaza real a la democracia". Claro que no se atreverían a dar un golpe de Estado, ni lo desean. Al contrario que Iglesias, que lo desea, se atreve y lo está haciendo a la vista de todos mientras se orina en la cara de los socialistas que le ríen las gracias creyéndose a salvo.

Federico Jiménez Losantos, que conoce como nadie el comunismo, lo lleva advirtiendo desde hace tiempo. "La clave de este gobierno es Iglesias aunque la cabeza sea Sánchez. El golpe al Estado de derecho lo acaudillan los comunistas, aunque lo ejecuten los socialistas. Daría igual que cayera Marlaska. No daría igual que cayera Iglesias". Pero eso solo sucederá si Sánchez se entera de una vez de que ahora es la derecha, pero él es el siguiente. Aunque sólo fuera por pura supervivencia, el PSOE debería plantearse cambiar de socios.

El País

"Calviño e Iglesias exhiben sus diferencias sobre los planes de reconstrucción". Sánchez va a lamentar haber metido a Iglesias en la comisión. Lo único que le interesa a este aspirante a dictador es sabotearla, atacar a la derecha y provocar al sector moderado del Gobierno. Al tiempo.

Las macarradas e insultos del chuleta vallecano lo esconde en el texto y lo califica de "encontronazo" entre Iglesias y Espinosa de los Monteros. Falso. Fue Iglesias el que entró en la comisión con un cinturón de explosivos atado a la cintura. No hay ninguna crítica al matón.

En el editorial la bronca le cae a Cayetana, a la que acusa de sobrepasar "la línea roja de lo admisible en una democracia al acusar de terrorismo al padre del vicepresidente". "Sus expresiones intolerables no justifican las provocaciones del propio vicepresidente, quien se dirigió a Álvarez de Toledo por su título nobiliario en lugar de señoría, y al día siguiente lanzó acusaciones de golpismo contra el portavoz de la ultraderecha". Pero eso es una línea verde para El País.

ABC

"Nissan cierra su planta de Barcelona y deja 3.000 parados más". Y reproduce la "palabra de Sánchez: el mantenimiento del empleo en la planta de Nissan en Barcelona está garantizado". Lo incomprensible es que los trabajadores de Nissan no corrieran a buscar curro cuando escucharon a Sánchez. ¡Sánchez promete que Nissan no va a cerrar, a echar currículum como locos!

"Iglesias eleva la tensión y acusa a Vox de querer un golpe de Estado", el sueño húmedo de Podemos, que gracias al PSOE se está haciendo realidad. Dice Álvaro Martínez que "el vicepresidente segundo del Gobierno profirió ayer una "monserga faltona, provocadora y chulesca dedicada en su parte sustancial a atacar a oposición". "Nada arrepentido , después remató la faena con una de las chulerías que suele gastarse cuando se viene arriba", un festival "de engreimiento con olor a pachuli de discoteca de polígono cuando ya amanece displicente y perdonavidas, pues el que manda es él".

Y la derecha discutiendo sobre Cayetana. Dice Ramón Pérez Maura que "esta derecha idiotizada siguen cayendo en todas las provocaciones de la izquierda y sus medios de agitación y propaganda. Cayetana Álvarez de Toledo hizo muy bien en recordar que el padre de Iglesias fue miembro de un grupo terroristas. Si él es tan machista como para referirse a ella no por sus méritos, sino por los que tiene heredados de su padre, ella está en su pleno derecho de hacer lo mismo". Sólo faltaba, ante un matón lo peor que puedes hacer es dejarte amedrentar. "Vivimos un proceso revolucionario en el que la izquierda está abocada a la victoria". También Ignacio Camacho está inquieto. "Tenía razón Iglesias: nos estamos jugando la democracia. Solo que la principal amenaza es su vocación totalitaria. Sánchez ha entregado el poder real a un partido que jamás ha ocultado su vocación totalitaria". El PSOE ha vendido a España por un colchón en Moncloa. Alguna vez lo pagarán, y esperemos que muy caro.

La Razón

"Iglesias instala la bronca en el debate político" y "dinamita el consenso". ¿Cuándo ha buscado Iglesias consenso? Él lo que quiere es una dictadura bolivariana.

Pedro Narváez, con clarividencia, traduce la amenaza de Iglesias. "Dijo a Espinosa de los Monteros que a Vox le gustaría dar un golpe de Estado pero que no se atreven. Iglesias sí que se atrevió". "No será hijo de terrorista si él lo dice, pero impone el miedo al adversario desde el púlpito de la Moncloa, ojo al escalafón". "El ejecutivo hace su propio 23F en la Guardia Civil pero son los otros los que dicen al suelo todo el mundo". Nos han dado un golpe de Estado al estilo chavista, y para el que lo dude que escuche el brillantísimo paralelismo que hizo ayer Pablo Polvorinos en esRadio con lo sucedido en Venezuela.