Olona desvela que el número 2 de Dolores Delgado prepara el escrito para pedir el archivo de la causa del 8-M

La diputada de Vox ha desvelado en Es la Mañana de Federico un nuevo escándalo en el caso de la investigación por las manifestaciones del 8-M

Libertad Digital/esRadio | 2020-06-01

La secretaria general de Vox en el Congreso, la diputada Macarena Olona, ha atendido este lunes la llamada de Es la Mañana de Federico para analizar la actualidad relativa a la investigación encargada por la magistrada Carmen Rodríguez-Medel del juzgado de instrucción número 51 de Madrid y que provocó el escándalo de la destitución del coronel Pérez de los Cobos por orden de Grande Marlaska.

Olona ha aprovechado su paso por Es la Mañana de Federico para dar una información de alcance y es que "ya sabemos que la Fiscalía va a solicitar el archivo" de la causa del 8-M. Pero lo que ha aportado Olona es que el número dos de Dolores Delgado, el secretario general técnico de la Fiscalía General, Álvaro García Ortiz, estaría elaborando el escrito de alegaciones saltándose al fiscal natural designado para la causa.

Según Olona, la Fiscalía estaría buscando en la actualidad a un fiscal que quiera firmar el escrito de alegaciones elaborado por el secretario general técnico antes del próximo viernes 5 de junio y así intentar dar carpetazo a la investigación que afecta al Gobierno de Pedro Sánchez y en la que ya está imputado el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un posible delito de prevaricación. Todo ello, después de que autorizara la manifestación multitudinaria del 8 de marzo en plena crisis de la covid-19.

La información desvelada por la diputada de Vox se asemeja al caso del escrito de la Abogacía del Estado en el que se pedía la libertad de Oriol Junqueras, después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea TJUE sentenciara en diciembre que tenía inmunidad como europarlamentario. Dicho escrito como desveló LD no quería inicialmente firmarlo ningún abogado del Estado y finalmente, lo rubricó Rosa María Seoane.

Recordamos que Álvaro García Ortiz, la mano derecha de Delgado en la Fiscalía General, fue fiscal del caso Prestige, fiscal delegado de Medio Ambiente en Galicia, expresidente de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y habitual de los mítines y actos de partido del PSOE en Galicia. Ante estos hechos, Olona ha dicho que van "a requerir toda la información", porque además va en contra del proceder habitual en el que se encarga el escrito al fiscal natural del caso.

Además, ha recordado que "hemos interpuesto una querella ante los juzgados de instrucción de Madrid contra la directora general de la Guardia Civil y el secretario de Estado de Seguridad, que fueron quienes acordaron formalmente el cese de Pérez de los Cobos", aunque destacó que todos sabemos que "detrás está Marlaska".

Este caso es "escandaloso" en opinión de Olona, "la intromisión ilegítima del Gobierno sobre el poder judicial a través de la Guardia Civil en sus funciones de policía Judicial", señalaba. Por otro lado, recordando cómo fue la secuencia de llamadas (primero dos mandos militares solicitan a Pérez de los Cobos el informe, y ante la negativa de éste, por estar sujeto a secreto, recibe la llamada del escalafón político, la directora general de la Guardia Civil y el secretario de Estado para comunicarle el cese". Esto, recordaba Olona, "le impide ascender en su carrera a General" y todo "por unos políticos indignos y la soberbia del ministro Marlaska".

Respecto al cese propiamente dicho, también recuerda Olona que "el Tribunal Supremo ya dijo en una sentencia que la destitución en estos puestos por falta de confianza tiene que acreditarse que esa falta de confianza se produce por hechos adecuados de falta de profesionalidad y mérito y que no se produce por intereses espúreos, es decir, que no se trata de una purga".

El intento de blanquear el FRAP

También ha hablado de las declaraciones de la semana pasada de Cayetana Álvarez de Toledo en el Congreso de los Diputados diciéndole al vicepresidente del Gobierno que es hijo de un terrorista, ya que el padre de Pablo Iglesias perteneció al FRAP (Frente de Revolución Antifascista y Patriota), grupo terrorista con crímenes de sangre a sus espaldas.

Sin embargo, esta acusación ha llevado no sólo a los miembros de Podemos a justificar el FRAP como un grupo revolucionario que sólo Franco llamaba Terrorista. Los GRAPO y la ETA, son otros dos grupos terroristas.

Para Olona, esto, junto con la equiparación de víctimas del terrorismo y asesinos terroristas, "empezó con la Ley de Memoria Histórica y esa deriva de reescribir historia en la que nos encontramos". En este sentido, recordaba el artículo de El País en el que se decía que "los miembros del FRAP eran violentos porque el régimen de Franco era violento, pero que no era un grupo terrorista" pese a impulsar actos de violencia.

En la misma línea, Olona se quejaba de la espiral de violencia verbal que está sufriendo su formación política y recordaba "la entrevista" que tuvo "que soportar en TVE donde el presentador llegó a decirme qué habíamos hecho para provocar los insultos por parte de Podemos. Es decir, qué hemos hecho para que se llame a expulsarnos de la arena política." Añadía Olona que "si yo tengo que justificar que tengo derecho a respirar y a hacer política", no es normalidad democrática.