Crecen las revueltas capitalistas de Hong Kong ante el aumento de la represiĆ³n comunista china

Elena Berberana

Los jóvenes piden ayuda a Estados Unidos para no caer bajo el yugo del Partido Comunista Chino.

Elena Berberana | 2020-06-03

Aumentan las detenciones y la represión policial comunista contra los jóvenes de Hong Kong que claman por la libertad, la defensa del capitalismo y la democracia liberal, en mitad de gases lacrimógenos y desapariciones de manifestantes en las revueltas contra el régimen dictatorial chino de Xi JinPing, tal y como denuncian sus protagonistas en redes sociales.

El Partido Comunista Chino intenta hacerse con el control de uno de los grandes centros financieros del continente asiático. Recientemente, la aprobación de una Ley de Seguridad Nacional y su anuncio de acabar con el formato de "un país, dos sistemas", ha provocado que la rebelión de los estudiantes contra el totalitarismo comunista haya vuelto a las calles tras la crisis del coronavirus.

Mientras que en Estados Unidos el terrorismo callejero de los Antifa se declara anticapitalista y arrasa, saquea comercios y prende en llamas a plataformas y empresas multinacionales bajo el pretexto de luchas raciales, los hongkoneses se revuelven contra todo lo contrario. No quieren ni oír hablar de socialismo ni de comunismo. Ellos luchan por defender la autonomía capitalista y democrática acordada como antigua colonia exbritánica en 1997 con la República Popular China.

hong-kong.jpg
Jóvenes hongkoneses en las revueltas capitalistas ondean banderas estadounidenses en 2019

Pero la fórmula ideada en un principio por Margaret Thatcher y Deng Xiaoping para negociar la vuelta de Hong Kong a China, pero conservando su autonomía y libertad, ha ido siendo erosionada a lo largo de estos años. El objetivo ahora del gobierno chino comunista de Xi JinPing es hacerse con el control total de uno de los territorios que goza con mayor libertad económica y ya no disimulan.

Cabe recordar que, según el Índice de Libertad Económica 2020 de la Fundación Heritage, la región autónoma china de Hong Kong es la "segunda economía más libre" con una puntuación de 89,1 sobre 100 después de Singapur.

Con este jugoso caramelo quiere hacerse el PCCh que cuenta cada vez con mayores privilegios en la "democracia" hongkonesa. Un sistema electoral que cada vez es menos justo y transparente debido a la presión comunista.

Los estudiantes ondean banderas y cantan el himno estadounidense. Además con carteles bajo lemas como "Liberad Hong Kong, resistid contra Pekín" o "Trump, libera a Hong Kong", los manifestantes han regresado a las calles envueltos en una espiral de violencia policial que es aún mayor a la etapa anterior al coronavirus.

Arrestos masivos

Las redes sociales se llenan de denuncias de los hongkoneses acerca de la brutalidad policial comunista. Cerca de 100 menores de edad han sido arrestados durante la última semana de concentraciones anticomunistas en Hong Kong. En cifras oficiales de la policía, casi la mitad de las 396 personas detenidas son estudiantes, siendo el más joven de los detenidos un menor de 12 años. En total, casi 200 personas fueron detenidas el domingo pasado y más de 300 el miércoles, sumando en total casi 9.000 manifestantes arrestados en un año.

Entre los arrestos masivos se sabe que 234 son hombres y 162 mujeres. El rechazo a la ley de seguridad nacional que socavaría aún más la democracia y las libertades de Hong Kong ha sido respaldado por el gobierno de Estados Unidos y Gran Bretaña.

Sin embargo, las amenazas de sanciones económicas del Gobierno de Trump hacia la China comunista no han servido para hacer que reculen sus autoridades.

Prohibición de la vigilia de la masacre de Tiananmen

Ante el crecimiento de las manifestaciones prodemocracia en Hong Kong, la autoridad hongkonesa prochina lejos de amedrentarse, acaba de anunciar la prohibición después de 31 años de la tradicional vigilia en recuerdo de la masacre de Tiananmen.

vigilia.jpg
Las vigilias por la masacre de Tiananmen acaban de ser prohibidas por el comunismo chino

A este respecto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha criticado duramente esta decisión liberticida y la ha vinculado con las medidas de presión de Pekín.

"Era demasiado para dos sistemas", ha afirmado el jefe de la diplomacia norteamericana, en alusión al principio de 'un país, dos sistemas' que ha marcado la convivencia entre Pekín y Hong Kong desde que Reino Unido cedió la soberanía del territorio en 1997.

"Si hay alguna duda de la intención de Pekín, pretende negar que los hongkoneses tengan voz y capacidad de decisión, haciéndolos igual que los habitantes de la parte continental", ha advertido Pompeo.