Crece la alarma ante los planes de Sánchez e Iglesias para asaltar al Estado: se prepara un "autogolpe"

Pilar Díez

Guerra de informes, de interpretaciones, cerco a las investigaciones judiciales. Nos acercamos al precipicio.

Pilar Díez | 2020-06-05

El Mundo

"Simón ocultó la alerta de la UE a las CCAA la semana del 8-M". El editorial de Rosell echa la bronca a Sánchez, por "el caos con los números de fallecidos y la negligente gestión del Gobierno" de la pandemia. El escándalo del conteo de muertos, que suben y bajan, aparecen y desaparecen, ha traspasado nuestras fronteras. Para este Gobierno los muertos solo son números. "Esta falta de rigor es inadmisible y descalifica el trabajo de Fernando Simón. Illa debe depurar responsabilidades". Ay, que me da la risa. "La ciudadanía asiste atónita en este bochornoso ejemplo de desinformación y descoordinación. Es evidente que Sánchez quería llegar a la última sesión en el Congreso con el mensaje triunfalista, en línea con la falta de autocrítia acreditada". ¿Autocrítica? A Sánchez le faltó ponerse a cantar "coronavirus, oe".

Federico Jiménez Losantos alucina con que haya manifestaciones por el chico negro de EEUU mientras aquí "asistimos al siniestro espectáculo del borrado contable, por parte del gobierno, de los muertos diarios por coronavirus. Ni un solo manifestante".

Y es que tenemos un problema serio. Nos gobiernan dos tipos autoritarios sin escrúpulo alguno. "Hemos llegado a la inevitable bolchevización del PSOE de la mano de un nuevo Largo Caballero", dice Jorge del Palacio. "Sánchez ha convertido en secundaria cualquier cosa que no sirva a su poder personal, empezando por el PSOE. Las ideas, como los aliados, son de quita y pon. Y la oposición debería partir de esta premisa". La oposición cree que estamos en una situación habitual, en Babia.

Así lo ve también (parece recuperado del virus del sanchismo) Raúl del Pozo. "Pedro Sánchez ha perdido la reputación pero no el mando, y no le importa perder las formas. La acusan de mentiroso los que no saben que la verdad y el poder nunca se entendieron", hombre ya, Raúl pero todo tiene límites. Como quien no quiere la cosa, "Sánchez consolida para sí el mando único".

Mientras, en Madrid, continúa la guerra de Cs contra el PP. "Cs usó el protocolo que ve 'ilegal'". "La Consejería de políticas Sociales remitió al menos tres veces a las residencias y profesionales instrucciones de no hospitalizar a ancianos terminales. Son las mismas de las que el consejero Reyero dijo que no eran éticas". "La Consejería de Reyero admite el envío, pero dice que no lo compartía". Pues no haberlo enviado.

El País

El periódico de Prisa dispara hoy contra Madrid, contra la Guardia Civil, contra Ayuso y contra los tribunales. Resumen de titulares: "La Guardia Civil insinúa sin aportar pruebas que Simón oculta documentos a la juez". Bueno, la juez tuvo que enviar a la Guardia Civil al despacho de Simón para que le diera los informes que éste se negaba a aportar. "Tres funcionarios admiten que sugirieron desconvocar otras manifestaciones tras el 8-M. El Instituto Armado afirmó que los empleados públicos presionaron a los convocantes".

Contra Ayuso: "Asuntos Sociales avisó a Sanidad de la ilegalidad de discriminar a ancianos". Pero, como apunta El Mundo, el consejero Reyero admite que envió informes con esas instrucciones. ¿Por qué mandaría Reyero instrucciones que considera ilegales y poco éticas? Ayuso, se te está poniendo cara de Rajoy. "Ayuso reproduce el clima hostil en la Asamblea". Y el colmo. "Iglesias acusa a Ayuso de no atender a los mayores de las residencias". Resulta que era el propio Iglesias el máximo responsable de las residencias. Pero él estaba a otra cosa, atender ancianos él, por el amor de Dios, que estoy preparando un golpe de Estado, no me vengáis ahora con que tengo que atender a viejos. Eso es cosa de mujeres, ¿verdad Iglesias?

El acoso a la justicia lo deja para el editorial. "Querellas virales". "La creciente radicalización de la lucha descarnada por el poder ha convertido en irresistible la tentación de resolver en los tribunales asuntos que ni siquiera han sido abordados con el rigor requerido" en el Parlamento. "Convertir el poder judicial en una suerte de instancia de apelación política es un riesgo". Verás, es que los muertos son muertos, tienen familias, y hay responsabilidad penal. También habla de "lenguaje tabernario" en el Parlamento. En eso le doy la razón, Pablo Iglesias habla como si estuviera acodado en la barra de un club de carretera.

ABC

"Sánchez troceó una dirección general para fabricar el puesto de su amigo". Una más de las tropelías de Sánchez. Lo mejor es ver a Ferreras dejándose la piel para defender el enchufismo enloquecido del presidente.

Carlos Herrera alerta de la parejita de golpistas que nos gobierna. "Ha tenido que configurarse un gobierno sociocomunista presidido por un embustero patológico y vicepresidido por un charlatán totalitario para que los sueños turbios del golpismo resuciten en España". "No hay como alarmar de un golpe imaginario para así poder estructurar el golpe propio. Con la excusa de la defensa de la democracia, el poder legislativo acaricia, y no solo acaricia, sus propios planes de asalto al Estado". Ya lo dejó Iglesias cristalino en el Congreso, 'cierre al salir, señoría'. "Hay que acusar a la oposición de golpista, sembrar insidias sobre el comportamiento de los funcionarios insobornables, acusar a los medios de comunicación" que se rebelan contra el golpe. "Si esta pareja calamitosa quiere encontrar golpistas ya sabe donde tienen que buscar. Son sus socios. Que es una forma de que también lo sean ellos". O como dice Carrascal, un "autogolpe, un golpe desde dentro del gobierno, como los que ya ha habido en varios países últimamente". Con la colaboración de Prisa y las televisiones rociadas de millones.

La Razón

"Sánchez burla el estado de alarma para dar poder a las CCAA". "La Guardia Civil cree que Simón ocultó información sobre el 8-M". Bueno, eso ya lo saben hasta los niños.

Dice el editorial que "muchas mentiras no hacen una verdad". "Cada vez es más evidente que la estrategia del gobierno de deslegitimar la capacidad profesional de la guardia civil resulta irresponsable y que, tarde o temprano, tendrá consecuencias políticas". Con la inestimable colaboración de Atresmedia a través de La Sexta, por cierto.