Tita Cervera y su hijo Borja, grandes ausentes en el adiós a Manolo Segura

El hijo biológico de Segura no consiguió un vuelo a tiempo desde Andorra.

Chic | 2020-06-26

Pese a que Paz Pastor, exmujer de Manolo Segura, aseguró ayer en la capilla ardiente del publicista que Borja Thyssen no había encontrado vuelo para viajar a Madrid desde Andorra y despedir a su padre biológico, todavía quedaba cierta esperanza de que llegara este viernes a su incineración.

Sin embargo, no ha sido así, y Borja Thyssen y Tita Cervera se han convertido en los involuntarios protagonistas en la íntima despedida de Manolo Segura. Su ausencia ha sido de lo más comentada, puesto que madre e hijo mantenían una relación muy cercana con el cántabro.

Según fuentes cercanas a la baronesa Thyssen, Tita tiene pánico al coronavirus y teme acudir a lugares donde haya mucha gente por miedo a un contagio que en su caso, al tratarse de paciente de riesgo por su edad, podría resultar fatal. Motivo suficiente para, pese a su dolor por la muerte del padre de su hijo, quedarse en Andorra y no poder despedirse de Manolo.

En la mañana del viernes, tan sólo Paz Pastor y algún amigo cercano de Segura acudieron al tanatorio de Tres Cantos para asistir a la íntima incineración del padre de Borja Thyssen. Tras un breve sepelio, su exmujer atendió a la prensa. Visiblemente emocionada, aseguró que "se ha ido tranquilo, rodeado de gente que le quería mucho y ya está descansando y disfrutando y haciendo que el cielo sea mucho mejor". Conmovida, Paz definió a Manolo como un "señorazo" y ha justificado la ausencia de Tita Cervera y de su hijo, confirmando que, a pesar de todo, han estado en contacto en las últimas horas.