La razón de nuestros males: España está a la cola de la OCDE en libertad de empresa

Diego Sánchez de la Cruz

El Instituto de Estudios Económicos publica un demoledor informe que demuestra la dificultad de hacer negocios en nuestro país.

Diego Sánchez de la Cruz | 2020-07-10

El Instituto de Estudios Económicos presentó ayer jueves en Madrid la edición 2020 del Índice de Libertad Económica. Nuestro país apenas ha mejorado su calificación un 8,6% en los últimos veinticinco años, experimentando una tasa media de avance de apenas un 0,33%. Esto explica que nuestro grado de libertad económica esté un 9% por debajo del promedio del mundo desarrollado, lo que nos relega al puesto 30 de los 37 países de la OCDE.

Además de divulgar en España la tradicional publicación de la Fundación Heritage, el IEE ha desglosado el subíndice referido específicamente a la libertad de empresa, con ánimo de resaltar en qué posición se encuentra el sector privado de nuestro país a la hora de lidiar con la recesión desatada por la mala gestión de la pandemia provocada por la covid-19.

La medición de la libertad de empresa considera casi quince factores referidos a los trámites de apertura, operativa o cierre de un negocio medio. Los tiempos de espera burocráticos, el coste de los impuestos, las facilidades regulatorias o los permisos requeridos para funcionar son algunos de estos criterios básicos incorporados en el análisis que ha hecho el IEE.

Esta medición revela que España está un 13% por debajo del promedio obtenido por la OCDE en la subcategoría de libertad de empresa del Índice de Libertad Económica. Algo parecido sucede si nos fijamos en la UE-27, puesto que la nota asignada a la Vieja Piel de Toro se sitúa un 7,4% por debajo de la libertad de empresa observada, de media, en la Unión Europea.

En los diez últimos años vemos que nuestro país ha sido uno de los pocos que ha perdido libertad de empresa, al contrario de lo sucedido en otros mercados mediterráneos como Portugal, Italia o Grecia. Esta circunstancia nos relega a los cinco últimos puestos del subíndice, con Eslovaquia, Hungría y Polonia en las posiciones de colistas.

1-libertad-empresa-indice-libertad-economica.png

La puntuación de Reino Unido, Corea del Sur, Nueva Zelanda, Dinamarca y Australia es la más destacada en lo tocante a las facilidades para hacer negocios. También reciben una buena calificación Noruega, Suecia, Finlandia, Islandia y Estados Unidos. Alemania se queda a las puertas de las diez primeras posiciones.

Desde el IEE destacan lo importante que es la libertad de empresa como palanca para favorecer la libertad económica. En el siguiente gráfico se puede ver que España puntúa mal en ambos frentes, de modo que el think tank asociado a la CEOE no ha dudado en poner de manifiesto "la importancia de favorecer y desarrollar reformas estructurales orientadas a facilitar y flexibilizar la operativa de los mercados".

2-libertad-empresa-indice-libertad-economica.png