El reloj astronómico de Praga: curiosidades y leyendas sobre el iPhone del medievo

David Alonso

Una de las maravillas medievales del mundo, tesoro de la ciudad de Praga y símbolo nacional.

David Alonso Rincón | 2020-07-10

Es considerado el reloj astronómico medieval mas bonito del mundo, situado en el corazón mismo de la Ciudad Vieja, orgullo de la República Checa, para muchos es el amuleto de esta bella y misteriosa ciudad del centro de Europa y uno de los mejores símbolos del arte medieval que permanecen en el viejo continente desde hace más de 600 años.

El reloj astronómico fue fabricado en el año 1410 por Nicolás de Kadañ, junto con el astrónomo Jan Sindel, astrónomo y profesor de la Universidad de Carlos IV. A finales del siglo XV, Hanus de Ruze, le introdujo varias mejoras. Está situado en la torre del Ayuntamiento, en la plaza de la Ciudad Vieja, un lugar que a lo largo de sus mil años de existencia ha sido testigo silencioso de los acontecimientos más importantes de la historia checa.

Las partes y mecanismos del reloj

Encontramos dos cuadrantes: el superior (astronómico) y el inferior (calendario). El astronómico es un mapa celeste móvil que además de indicar las 24 horas de día, representa las posiciones del sol y de la luna en el cielo y los signos del zodíaco.

esfera-astronomica-reloj-de-praga.jpg
Cuadrante astronómico del reloj de Praga mostrando un mapa celeste móvil. | D.A.

El reloj muestra 4 tipos de horas:

  1. La hora babilónica. La más antigua que muestra el reloj.
  2. La hora checa antigua. También llamada italiana, utilizada en la Edad Media. El día tiene 24 horas que se cuentan desde la puesta del sol.
  3. La hora alemana o civil, introducida en la Edad Moderna. El día se mide desde la medianoche en dos tramos de 12 horas. La mano dorada señala la hora civil en los números romanos.
  4. La hora astral.
esfera-calendario-reloj-praga.jpg
Esfera con el cuadrante del calendario del reloj astronómico de Praga. | D.A

El mostrador inferior exhibe doce escenas campestres y estacionales sobre la vida rural en Bohemia. Las cuatro figuras que flanquean el reloj son cuatro alegorías. De izquierda a derecha son: la vanidad representada por un hombre que sostiene un espejo, la avaricia representada por un comerciante judío con su bolsa, la muerte representada por un esqueleto con un reloj de arena y la lujuria representada por un príncipe turco con su mandolina.

Cuando cada hora (de 9:00 a 23:00) se abre el teatrillo, el esqueleto toca la campana, en un ritual que advierte lo inevitable, mientras el resto de las figuras mueven la cabeza negando. Las ventanas sobre los cuadrantes se abren y comienza un curioso baile de los apóstoles para terminar con el canto del gallo, que anuncia la nueva hora.


Curiosidades y leyendas alrededor de esta maravilla mecánica

El 21 de junio de 1621 es una fecha señalada para la ciudad de Praga. Ese día 27 nobles checos protestantes fueron ejecutados junto al Ayuntamiento. La leyenda cuenta que desde entonces cada año vuelven en esa fecha para supervisar el buen funcionamiento del reloj y la salud de la ciudad. Al lado de la torre del Ayuntamiento pueden verse las cruces pintadas en el suelo de los 27 nobles decapitados.

suelo-plaza-ciudad-vieja-praga.jpg
Suelo de la plaza de la Ciudad Vieja de Praga. | D.A.

Otra leyenda interesante habla del aterrador, para muchos, esqueleto del reloj astronómico. El relato cuenta que si el reloj se parara por un largo periodo sería un augurio de malos tiempos para la ciudad de Praga que se extendería al pueblo checo. Según se cuenta, esta maldición solo podría ser rota por un joven nacido en nochevieja, corriendo desde la iglesia de Nuestra Señora de Týn hacia el reloj cuando se vuelva a poner en marcha. Si consigue llegar antes de que dé la última campanada, acabaría con el poder del esqueleto. Es curioso el hecho de que de las últimas ocasiones en las que se ha parado, una fue durante la invasión de los nazis en la Segunda Guerra Mundial y la otra en el año 2002, cuando una grave inundación asoló la ciudad vieja de Praga.

Otra de las leyendas en torno al reloj astronómico de la Ciudad Vieja, obra del maestro Hanus, cuenta que tras finalizar su trabajo este notable artesano de la época fue cegado por los poderosos de Praga para que no pudiera construir un reloj similar en ninguna otra ciudad del mundo, con lo cual Praga es la única ciudad que se enorgulleció y se sigue enorgulleciendo de su reloj astronómico.

También se dice que con el primer cantar del gallo por la mañana, los espíritus y diablos huyen de Praga, otra leyenda más que añadir a la larga lista de relatos fascinantes que esconde cada rincón de la capital de República Checa.

plaza-ciudad-vieja-praga-reloj-astronomico.jpg
Plaza Ciudad Vieja Praga con el reloj astronómico. | D.A.

Una imagen anterior al coronavirus, ahora sorprendente, que muestra a decenas de turistas esperando para ver y grabar con sus cámaras el espectáculo.