Interior se desvincula del supuesto espionaje al teléfono móvil del presidente del Parlamento catalán

Javier Arias Borque

Dice que nunca han contratado con la empresa propietaria del software espía. Roger Torrent apunta directamente al Gobierno español.

J. Arias Borque | 2020-07-14

El Ministerio del Interior asegura que no tiene nada que ver con el supuesto espionaje que se habría estado llevando a cabo en torno al teléfono móvil del presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, y que este martes ha desatado una importante polémica en la comunidad autónoma después de que tanto el propio Torrent como algunos partidos y líderes independentistas hayan apuntado directamente al Gobierno de España.

"Ni el Ministerio del Interior, ni la Policía Nacional ni la Guardia Civil han tenido nunca ninguna relación con la empresa NSO, y por lo tanto nunca han contratado ninguno de sus servicios. Las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se enmarcan siempre en el escrupuloso respeto a la legalidad", han afirmado a Libertad Digital desde el departamento de Fernando Grande Marlaska.

La polémica ha surgido después de que los diarios El País y The Guardian hayan publicado este martes que el presidente de la cámara catalana fue una de las personas cuyo teléfono móvil fue atacado o hackeado en 2019 con Pegasus, un programa espía desarrollado por la compañía israelí NSO que solo pueden comprar Gobiernos o Fuerzas de Seguridad con el objetivo de combatir el crimen organizado y el terrorismo, y que toma el control del móvil que infecta.

El programa se instalaba en los teléfonos a través de una brecha de seguridad que estuvo activa en Whats App entre abril y mayo de 2019 y que se activaba con solo hacer una videollamada perdida a la persona a la que se quería espiar. Un estudio de Citizen Lab, un grupo de ciberseguridad que opera desde la Universidad de Toronto (Canadá), es el que asegura que el de Torrent fue uno de los 1.400 teléfonos en los que se instaló el programa aprovechando esa brecha de seguridad.