Demolición universal

Jesús Laínz

El parto de la democracia también fue sangriento. ¿Habrá que derribar las estatuas que los recuerdan y las instituciones creadas por ellos? ¿Tendremos que quemar los parlamentos?

Jesús Laínz | 2020-07-16
Hágase socio si quiere imprimir este artículo.