El drama es lo que puede estar por llegar

José María Rotellar

El PIB del segundo trimestre es sólo el preámbulo de lo que está por llegar si el Gobierno sigue paralizando la actividad productiva.

José María Rotellar | 2020-07-31

Se han publicado los datos de avance de la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) referentes, al segundo trimestre del año. Los resultados no pueden ser más preocupantes. Son datos desastrosos, que sólo son el triste preámbulo de lo que está por llegar si el Gobierno sigue paralizando toda la actividad productiva. Con ser pésimos datos, el drama es lo que puede estar por llegar si no se reacciona claramente y se empieza a infundir, desde la prudencia con la enfermedad y sin bajar la guardia, tranquilidad, confianza y necesidad de coraje para, desde un intenso trabajo, salir de esta terrible situación.

Los datos muestran que el PIB cae un 18,5% en el segundo trimestre de 2020, frente a la caída del 5,2% del trimestre anterior. Lejos queda el crecimiento trimestral del 0,5% que recibió Sánchez al llegar al Gobierno.

pib-rotellar-1.jpg

Si lo medimos en tasa interanual, entonces cae un 22,1% frente a la caída del 4,1 del primer trimestre de este año y al crecimiento interanual del 1,8% del cuarto trimestre del año pasado. Al mismo tiempo, la demanda nacional se hunde, con una contribución negativa al PIB interanual de 19,2 puntos, cuando aportaba 1,3 puntos positivos en el cuarto trimestre de 2019, mientras que el empleo -en horas trabajadas- cae un 21,4% trimestral.

Si analizamos los datos en términos trimestrales, tanto desde el enfoque de la demanda como de la oferta, la caída es generalizada en la práctica totalidad de los agentes económicos, salvo el gasto público, cuyo incremento suaviza algo la caída del PIB, y en el lado de la oferta, la agricultira.

PIB intertrimestral

El PIB intertrimestral cae un 18,5% frente a la caída del 5,2% del trimestre anterior.

pib-rotellar-2.jpg
pib-rotellar-3.jpg

PIB interanual

El PIB interanual también cae y lo hace un cae un 22,1% frente a la caída del 4,1 del primer trimestre de este año y al crecimiento interanual del 1,8% del cuarto trimestre de 2019. Cuando Sánchez llegó al Gobierno mediante la moción de censura, el PIB interanual crecía un 2,3%, con lo que ya se producía un deterioro claro de la actividad económica -que Sánchez negaba- antes del coronavirus.

pib-rotellar-4.jpg
pib-rotellar-5.jpg

Por su parte, la productividad: cae un 4,4% interanual y el coste laboral unitario crece un 8,7% interanual, elementos que no facilitan una recuperación más rápida y fuerte, pues la perjudicarán con la menor eficiencia y el incremento de costes que de ellos se derivan.

pib-rotellar-6.jpg

O el Gobierno se centra, de una vez por todas, en gestionar eficientemente, o si sigue con con el "prueba y error" y la pasividad, que generan desconfianza e incertidumbre, nos puede llevar a la hecatombe, de la que el avance de la contabilidad nacional trimestral sólo sería un anticipo. Confiemos en que se lo tomen en serio y rectifiquen.