El separatismo brama por la llegada a Lérida de 1.000 aspirantes a suboficiales del Ejército

Pablo Planas

La ANC, Òmnium y los CDR dicen estar atemorizados ante la posibilidad de que traigan el coronavirus.

Pablo Planas (Barcelona) | 2020-08-01

Nueva muestra de supremacismo del separatismo catalán, que se queja ahora de la inminente llegada a Talarn (Lérida) de mil aspirantes a suboficiales del Ejército por el supuesto riesgo de que traigan el coronavirus. Las secciones locales de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium y los Comités de Defensa de la República (CDR) aseguran que la presencia en la comarca del Pallars Jussá, donde está enclavada la Academia General de Suboficiales del Ejército, de mil personas procedentes de toda España incrementa el riesgo de propagación del patógeno en una zona de Cataluña donde sólo se han registrado tres casos en las últimas semanas.

Según las organizaciones separatistas, las personas procedentes de otros puntos de España pueden llevar el coronavirus a la comarca, de trece mil habitantes, razón por la que exigen que se impida la presencia de los aspirantes a suboficiales, que la próxima semana empiezan los exámenes de acceso de la Academia militar. Alegan que la comarca carece de las instalaciones sanitarias adecuadas si se produce un brote de la enfermedad, que hay mucha población de riesgo por la elevada media de edad y que los aspirantes a suboficiales se desperdigarán por las poblaciones de la comarca porque no pueden alojarse en las instalaciones militares, lo que a su juicio incrementa la posibilidad de contagios.

También aducen que el Rey limitó su última visita a Cataluña por los rebrotes del coronavirus y que el presidente de la Generalidad, Quim Torra, ha recomendado limitar los desplazamientos. Sin embargo, las organizaciones separatistas no tienen empacho en pedir a los turistas que visiten la comarca. El Ministerio de Defensa se ha planteado en más de una ocasión el traslado de la Academia fuera de Cataluña, pero los alcaldes de la zona del Pallars Jussá, en su mayoría de partidos nacionalistas, se han opuesto vivamente cada vez que se ha hablado del caso, dado que la Academia es clave en la economía local.

El Ejército y el coronavirus

La última polémica asociada al Ejército en Cataluña se produjo durante las peores semanas de la epidemia del coronavirus, cuando la Unidad Militar de Emergencias acudió al rescate de decenas de residencias de ancianos que habían sido abandonadas por el departamento de Asuntos Sociales de la Generalidad, en manos del republicano Chakir El Homrani. Los partidos separatistas y la propia Generalidad criticaron la presencia del Ejército, que fue llamado a la desesperada por los responsables de los centros de mayores para acometer tareas de desinfección.