La dirigente opositora bielorrusa Maria Kolesnikova es detenida en la frontera con Ucrania

El entorno de Kolesnikova había denunciado que fue secuestrada en Minsk, mientras Ucrania dice que iba a ser expulsada por el régimen de Lukashenko.

LD/Agencias | 2020-09-08

La dirigente opositora bielorrusa Maria Kolesnikova ha sido detenida en la madrugada de este martes en un puesto de control en la frontera de Bielorrusia con Ucrania, según ha informado un responsable de la Guardia de Fronteras bielorrusa al diario digital Tut.

El responsable de la Guardia de Fronteras de Bielorrusia ha confirmado la detención de Kolesnikova, una de las figuras más destacadas de la oposición bielorrusa desde que comenzaron las masivas manifestaciones en protesta por el supuesto fraude electoral en los comicios presidenciales del 9 de agosto.

Kolesnikova ha sido arrestada por guardias fronterizos cuando, según la versión de las fuerzas de seguridad bielorrusas, se disponía a abandonar Bielorrusia acompañada por el portavoz del Consejo de Coordinación de la oposición, Anton Rodnenkov e Ivan Kravtsov, secretario ejecutivo de mismo órgano opositor.

Siempre según la versión de las autoridades, los tres dirigentes opositores habrían intentando cruzar la frontera de Bielorrusia con Ucrania a bordo de un turismo marca BMW a las 5:00 horas de este martes y han sido detenidos, después de que el vehículo acelerara al ver a un soldado, según el relato del régimen bielorruso.

El responsable de la Guardia de Fronteras ha confirmado que Kolesnikova ha sido detenida y ha señalado que Rodnenkov y Kravtsov han cruzado la frontera y se han quedado en el país vecino. Andre Demchenko, responsable de control de fronteras de Ucrania, ha asegurado que Kolesnikova no ha llegado al puesto de control fronterizo ucraniano.

Rompió su pasaporte

La agencia de noticias Interfax Ucrania, citando "una fuente informada", ha asegurado que Kolesnikova no quería abandonar Bielorrusia y que ha decidido romper su pasaporte para evitar que le sacaran por la fuerza del país. "Cuando han intentado deportarla, ha roto su pasaporte y los guardias fronterizos no han podido permitirle la entrada", ha señalado.

El viceministro del Interior de Ucrania, Anton Gerashchenko, ha afirmado que la salida de los tres opositores bielorrusos era en realidad "una expulsión forzada". "No era una salida voluntaria. Era una deportación forzada de su país natal. Maria Kolesnikova no ha podido ser deportada de Bielorrusa porque esta valiente mujer actuó para impedir que le hicieran cruzar la frontera. Sigue en territorio de Bielorrusia, ha dicho Gerashchanka, en un mensaje publicado en Facebook.

Capturada en pleno centro de Minsk

La detención de Kolesnikova en la frontera llega horas después de que fuera capturada en pleno centro de Minsk por varios individuos enmascarados que la introdujeron en una furgoneta de color azul oscuro, en un incidente que la oposición y su familia denunciaron como un arresto.

El Ministerio del Interior bielorruso confirmó el lunes que las fuerzas de seguridad detuvieron a 633 personas por participar en las manifestaciones del domingo contra el régimen de Lukashenko, según la agencia de noticias estatal Belta.

El Ministerio del Interior indicó que las personas fueron arrestadas por incumplir la legislación sobre eventos masivos con su participación en las protestas y señaló que en la jornada del domingo se registraron 42 movilizaciones en varios puntos del país que congregaron, según sus cálculos, a unas 31.000 personas.