Montero se desmarca del ataque de Iglesias y Garzón al Rey pero reprocha a Lesmes que desvelase la llamada de Felipe VI

Mariano Alonso

La portavoz del Gobierno niega que el Rey rompiese la neutralidad constitucional, pero evita aclarar si se ha apercibido al vicepresidente.

Mariano Alonso | 2020-09-29

El Gobierno, como tal, no comparte los ataques al Rey realizados el pasado viernes por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, quienes acusaron a Felipe VI de romper la "neutralidad" que la Constitución otorga a su cargo por su llamada al presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, tras su ausencia (forzada por el Ejecutivo) en la entrega de despachos a los nuevos jueces realizada ese mismo día en Barcelona.

Cuatro días después, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, en la que entre otros comparecía la ministra podemita de Trabajo Yolanda Díaz, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguraba que se trató de una llamada de "cortesía" y afirmaba "con rotundidad" que "en ningún momento" el jefe del Estado había atentado contra sus deberes constitucionales, como sostiene su socio de coalición.

Sin embargo, y justo a continuación, la también ministra de Hacienda, sin citar en ningún momento a Lesmes pero aludiéndole, afirmaba que ese tipo de comunicación deben quedarse en el "terreno de la discreción", arremetiendo así veladamente contra él.

Fue el propio presidente del Alto Tribunal quien al terminar el acto habría comentado a los asistentes que le telefoneó el Rey para decirle que le hubiera gustado asistir a la ceremonia, como era la tradición, algo que tras publicarse desató la reacción en cadena de Garzón e Iglesias.

Montero, sin embargo, evitaba aclarar si se había apercibido de alguna manera a Garzón, cuyo cese pidió el pasado sábado el líder de la oposición, Pablo Casado. Preguntada por ello, aludía al "secreto" de las deliberaciones del Consejo de Ministros.

Por otra parte, evitaba respaldar en varias preguntas al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, asegurando que no conocía en profundidad las declaraciones realizadas este lunes en las que apelaba a la "convivencia" como justificación para el veto a la presencia del Rey en Cataluña justo en los días previos del fallo del TS sobre Quim Torra, que se sustanciaba finalmente, confirmando su inhabilitación, este lunes.