Cómo migrar de un banco tradicional a un neobanco

Resulta verdaderamente útil optar por la banca digital, ya que ofrece multitud de ventajas frente a la banca tradicional.

Dolores Ballester Mendoza | 2020-10-07

La digitalización ha llegado para quedarse. En la actualidad, gracias al avance y desarrollo de la tecnología se han digitalizado multitud de cosas. Vivimos en la era digital y por ello, es importante adaptarse a las nuevas herramientas que se proporcionan. Además, cabe mencionar las múltiples ventajas que ofrece este hecho y las facilidades que aporta a cualquier empresa o entidad.

Cambiarse de un banco tradicional a un neobanco resulta muy beneficioso, tanto para particulares, como para Pymes o autónomos. Les permitirá agilizar su actividad y disfrutar de ventajas adicionales con las que no contaban en el banco tradicional. Algunas de las ventajas de las que podemos hablar, son las siguientes:

Qonto es un ejemplo de banca digital especializada en pymes y autónomos. Este neobanco te permite simplificar de forma eficaz las gestiones diarias y llevar la contabilidad del negocio fácilmente, pudiéndose completar de forma cómoda y rápida. Otorga el control total de las operaciones y cuenta con aspectos que están creados con la finalidad concreta de cubrir las necesidades de las pymes y de los autónomos (tarjetas para empleados, interfaz rápida y fácil de usar, seguros de viaje, acceso específico para el contable…).

Por todo ello, resulta verdaderamente útil optar por la banca digital, ya que ofrece multitud de ventajas frente a la banca tradicional, que harán más fácil el día a día de cualquier empresa o autónomo. Al mismo tiempo, permitirá una mayor rapidez y control de todas las acciones que se tengan que realizar o revisar. Actualmente, decantarse por esta opción, supondrá una mejora notable de la eficacia y la organización de la empresa en cuestión.