Casado carga contra un Gobierno "mentiroso" que ahora pretende controlar a la prensa

Míriam Muro

El líder del PP presenta desde Barcelona su enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

M. Muro | 2020-11-06

El Partido Popular recurrirá ante las instituciones europeas el plan del Gobierno para tratar de controlar a la prensa. Así lo ha explicado el propio Pablo Casado este viernes en un acto en Barcelona en el que ha destacado que un ejecutivo que "ha mentido" con las cifras de fallecidos no puede pretender controlar a los periodistas.

"Es una medida orweliana, un Ministerio de la Verdad y un ataque a la democracia que vamos a recurrir en las instituciones europeas. El Gobierno no está para velar por quién dice una mentira, lo que tiene que hacer es decir él la verdad", ha asegurado el líder del PP en una comparecencia tras reunirse con Foment del Treball y AmChamSpain, la Cámara de Comercio de EEUU en España.

"Un gobierno que ha mentido con la cifra de fallecidos, con las previsiones económicas e incluso con las alertas que recibió para luchar contra la pandemia no puede vigilar las redes sociales ni controlar a los periodistas", ha añadido el líder del PP en un encuentro en el que también ha anunciado su enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Enmienda a la totalidad a los PGE

Los populares enmiendan unas cuentas públicas que, según ha explicado Pablo Casado en su declaración, "suponen una subida en torno a 8.000 millones en impuestos a las clases medias".

"Son nocivos y suponen un palo en la rueda de la recuperación económica" y "traerán desempleo, déficit, deuda y despilfarro", ha asegurado el líder del PP que ve cómo estas cuentas públicas van en "la dirección opuesta" de lo que necesita España y lo que hacen otros países europeos como Francia, Alemania o Reino Unido "que ofrecen facilidades y apoyos a las empresas y a los autónomos". El líder del PP ha denunciado también el aumento de un 100% en el gasto de asesores en el Gobierno de Sánchez e Iglesias y en los ministerios de nueva creación.