La inclusión de la discapacidad, clave del éxito para que la sociedad avance

Casos de éxito como el de Miguel Ruiz Capellá, evidencian que excluir laboralmente a personas con discapacidad es sinónimo de dejar escapar talento.

Libre Mercado | 2021-01-13

Miguel Ruiz Capellá es un joven emprendedor que está a punto de cumplir 29 años. Ya desde que estudiaba la carrera (la doble licenciatura de Derecho y ADE) comenzó a participar con éxito en los programas de becas de una gran entidad española. Miguel no solo ha brillado entre los 108 mejores universitarios de España, sino que, pese a su juventud, puede decir que ha creado una empresa (la startup Rive Kids), y ha logrado escalar puestos en una gran multinacional como Banco Santander, desde el equipo de Aquanima, hasta el puesto que ocupa actualmente como analista de 'reporting' en Intervención General y Control de Gestión (IG&CG).

Estos logros, unidos a su juventud, convierten la historia de Miguel Ruiz Capellá en una historia de éxito en la que querrían mirarse miles de jóvenes. Una historia de esfuerzo y talento que le han llevado a alcanzar puestos de responsabilidad.

Si a esta brillante carrera le añadimos que Miguel Ruiz Capellá es un joven con una discapacidad de más del 30% al padecer acondroplasia (enanismo), su alcance se multiplica. "Tengo limitaciones en mi día a día, pero mi discapacidad es física, no intelectual, por lo que en mi actividad profesional como tal no tengo ninguna limitación", cuenta Miguel a Libertad Digital.

Los últimos datos disponibles en el INE (Instituto Nacional de Estadística) correspondientes a 2018, señalan que entonces (cuando todavía no había impactado la pandemia del coronavirus y el mercado laboral, aunque desacelerándose, mantenía la inercia del crecimiento registrado desde 2014) solo el 34,5% de las personas con discapacidad en edad de trabajar eran activos. Es decir, que sólo 654.600 ciudadanos de un total de casi dos millones (1.899.800) de personas con discapacidad estaban trabajando, como Miguel. Esto demuestra que, aunque el trabajo es un derecho fundamental, en materia de personas con capacidades diferentes queda mucho por hacer.

Según los datos de la Confederación Nacional de Centros Especiales de Empleo, de las personas con discapacidad ocupadas en 2018, un 15,6% lo eran por cuenta propia mientras que los restantes, 434.000, eran asalariados. De estos últimos 151.300 trabajan en centros especiales de empleo o funcionarios que cotizan en las mutualidades del Estado.

Pero los problemas laborales no son los únicos que padece una persona con discapacidad como Miguel: "En el colectivo en el que me encuadro siguen existiendo muchos sesgos en el mercado laboral y en la sociedad en general a la hora de incorporar a una persona de talla baja", algo que ha logrado romper con la Fundación Universia de Banco Santander.

"El problema para alguien que padece acondroplasia es que hoy por hoy es la única discapacidad que todavía genera mofa. Lo vemos en espectáculos como "bombero torero" o "pon un enano en tu despedida". En Francia también existe el lanzamiento del enano, pero gracias a Dios en España todavía no se practica", decía Miguel.

Un cambio de paradigma

Por estos motivos, "las oportunidades de la Fundación Universia y Banco Santander con las becas que lanza cada año, supone esa primera ruptura que puede hacer que sea más fácil o menos difícil encontrar un puesto de trabajo".

La Fundación Universia es uno de los pilares de Banco Santander y se ha convertido en una palanca fundamental en España para la inclusión social y laboral de las personas con capacidades especiales. Gracias al mecenazgo de Banco Santander, Fundación Universia desarrolla proyectos innovadores que impulsan la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad.

En otros casos, apoya la formación superior y el desarrollo profesional de sus becados con el objetivo de que se consoliden en el mercado laboral. Así, Fundación Universia se ha convertido en una organización internacional de referencia en el ámbito del empleo cualificado y vinculado al desarrollo del talento diverso en empresas que apuestan por un crecimiento inclusivo, responsable y sostenible.

De ahí que la Fundación Universia organice actividades como ‘Abre tus sentidos’, sobre la realidad de la discapacidad. Organismos públicos, empresas e instituciones están poniendo en funcionamiento diversas medidas y campañas para concienciar y sensibilizar sobre la importancia de la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad. Cada año, más de 170 becarios participan en las sesiones de 'Abre tus sentidos', donde los jóvenes demuestran con su implicación que son una generación nativa inclusiva.

El caso de Miguel es paradigmático porque representa el espíritu que impregna a la Fundación Universia en su apuesta por la inclusión de personas con talento más allá de la discapacidad que puedan tener. El joven no solo ha puesto de manifiesto con su talento y esfuerzo que no hay barreras y, por este motivo, colabora con la fundación, quien le brindó su primera oportunidad laboral con unas prácticas en un despacho de abogados, y que le ha acompañado en el desarrollo de sus aptitudes hasta incorporarlo en el equipo de Banco Santander.