El Real Madrid perdona al Shakhtar Donetsk y se acaba inmolando (2-0)

Guillermo Domínguez

Los blancos, sin pegada, pasan a ser terceros de grupo y se complican el billete a octavos. La buena noticia es que siguen dependiendo de sí mismos.

Guillermo Domínguez | 2020-12-01

Otro tiro en el pie. Otra derrota del Real Madrid, segunda consecutiva, esta vez para poner en el aire la clasificación a octavos de la Champions. Después del gran partido ante el Inter de Milán en el Giuseppe Meazza (0-2), los blancos han vuelto a las andadas al perder contra un Shakhtar Donetsk frente al que ya naufragó hace seis semanas en Valdebebas (2-3). Lo cierto es que esta vez el guión fue diferente: el equipo de Zidane llevó la iniciativa en la primera parte y tuvo buenas ocasiones para haberse adelantado en el marcador, pero en la segunda se vio superado por el empuje de los ucranianos, que presentaron otra imagen muy distinta a la vuelta de vestuarios, y se acabó inmolando (2-0). De nuevo jugando con fuego.

Una derrota que demuestra la preocupante falta de pegada del Madrid y, sobre todo, compromete el futuro en su competición fetiche. Pasa a ser tercero de grupo, aunque la buena noticia es que sigue dependiendo de sí mismo para meterse en octavos gracias a la victoria del Inter ante el Borussia Mönchengladbach (2-3), con un doblete de Lukaku. Le basta con ganar a los alemanes en el Di Stéfano, independientemente de lo que ocurra en el Inter-Shakhtar. Incluso podrían terminar primero de grupo. Una locura.

Zidane volvió a apostar por el 4-2-3-1, sacrificando a Casemiro para formar un doble pivote con Kroos y Modric, con Odegaard como enganche y con Asensio y Rodrygo en las bandas. En la punta, un Karim Benzema recuperado para la causa tras haberse perdido los tres últimos partidos por lesión. Enfrente, un Shakhtar que esta vez no tuvo que lamentar la plaga de bajas con las que acudió a Madrid por culpa del coronavirus. Los blancos salieron enchufados ante un rival agazapado atrás, que en poco se pareció al que asaltó el estadio Alfredo di Stéfano. Sólo se llevaban disputados cinco minutos cuando los visitantes gozaron de la primera ocasión clara, con un remate de Asensio al palo, y poco después Benzema se topó con Trubin tras recibir un buen balón de Modric.

El Madrid dominaba en un inicio con muy buena pinta y el único lunar fue un error en una entrega de Nacho que casi le cuesta la expulsión a Varane. El francés derribó a Junior Moraes, que acabaría siendo sustituido por Dentinho minutos después, y el partido estuvo parado cuatro minutos, lo que añadido a la baja temperatura en la capital ucraniana —llegó a nevar en los últimos minutos de la primera parte— hizo que el encuentro se enfriara.

Al Real Madrid le costó coger de nuevo el pulso al choque y el Shakhtar vivió más cómodo, bien pertrechado cerca de Trubin para cortar cualquier intentona del Madrid. Los ucranianos buscaban sorprender con alguna de sus veloces transiciones —gracias en buena medida a la velocidad de Taison—, pero esta vez fueron casi inexistentes y Courtois estaba siendo un espectador más en el Olímpico de Kiev, el escenario donde el Real Madrid conquistó su decimotercera Copa de Europa hace dos años y medio frente al Liverpool.

Al equipo de Zidane le faltó velocidad para desarmar el orden de los de Luís Castro. Un fuerte disparo de Asensio repelido por el meta local —destacada actuación del balear en la primera parte— y un buen balón de Kroos a la espalda de la defensa local, que Mendy no pudo convertir en un pase de la muerte a Benzema, fueron las ocasiones más destacadas para los blancos hasta el descanso.

Desconexión blanca tras el descanso

El segundo acto dio paso a un Shakhtar mucho más ambicioso a la hora de buscar la portería de Courtois, sin perder el orden atrás. El portero belga, que venía de cometer un error de bulto ante el Alavés (1-2), demostró no acusar el frío y estuvo una vez más rápido para tapar un mano a mano con Taison. Pero otro error defensivo castigó a los visitantes. Un balón rebotado lo dejó pasar Varane sin percatarse de que por ahí andaba suelto Dentinho. El brasileño no perdonó el 0-1 para poner el partido cuesta arriba para los blancos.

El campeón ucraniano se asentó con el gol y el Madrid quedó grogui, sin ideas para poder meter mano a su rival. Los de Luís Castro estaban cada vez más cómodos ante un rival muy tocado. El reloj corría en contra de los intereses madridistas y Zidane no daba visos de reacción desde el banquillo. Fue en el minuto 77 cuando el francés hizo tres cambios de una tacada con la entrada al campo de Vinicius, Mariano e Isco, y quitando entre ellos a un Benzema desaparecido en combate. El brasileño volvió a intentarlo con su descaro, pero sigue sin salirle nada.

El Madrid se lanzó a por el empate en busca de la épica, pero lo que acabó llegando fue el 2-0. Solomon ajustició a su rival en una contra y rubricó una victoria para el Shakhtar, que vuelve a meterse de lleno en la pelea por el pase a octavos y pone patas arriba este loco grupo B, donde todavía no hay nada dicho y los cuatro equipos tienen opciones de lograr el billete a la siguiente ronda.


Ficha técnica

Shakhtar Donetsk, 2: Trubin; Dodo, Vitao, Bondar, Matviyenko; Kovalenko (Patrick, m.85), Stepanenko; Taison (Solomon, m.74), Marlos (Maycon, m.73), Tete; y Junior Moraes (Dentinho, m.25) (Fernando, m.85)
Real Madrid, 0: Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Nacho, Mendy; Modric, Kroos; Rodrygo (Vinicius, m.77), Odegaard (Isco, m.77), Asensio; y Benzema (Mariano, m.77)

Goles: 1-0, m.56: Dentinho; 2-0, m.82: Solomon
Árbitro: Ovidiu Hategan (Rumanía). Mostró tarjeta amarilla a Varane (m.14), del Real Madrid
Incidencias: Partido de la quinta jornada de la Liga de Campeones, grupo B, disputado en el estadio Olímpico de Kiev a puerta cerrada