¿Hasta cuándo hay que aguantar esta calamidad?

Sergio Valentín

El Real Madrid no ha tocado fondo todavía pero va de mal en peor. Florentino debe aguantar a Zidane en su puesto pase lo que pase.

Sergio Valentín | 2020-12-02

Era yo un chaval con acné que estudiaba periodismo cuando el Real Madrid, con Zidane, Luis Figo o Roberto Carlos, entre otros, tenía que jugar ante el Wisla Cracovia una fase previa para disputar la Champions League. Qué tiempos, ¿verdad? Pues ahora empiezo a pensar que no está tan lejos de repetirse. Falta una jornada y el Real Madrid puede clasificarse todavía para la siguiente fase a pesar de sumar sólo 7 puntos en 5 jornadas. Independientemente de lo que suceda, estoy teniendo, 16 años después, esa sensación de estar tocando fondo, de sentir vergüenza. La cuestión es que aquel ciclo del Real Madrid no estaba terminando después de haber dominado Europa como nadie lo había hecho nunca. Hace dos años, en Kiev, justamente en el mismo escenario donde han perdido ante el Shakhtar, el Real Madrid lograba con muchos de sus actuales futbolistas la decimotercera Champions League. Por esto da especialmente lástima, por ver a Modric, Kroos, Ramos, Varane, Benzema y ni os cuento Isco o Marcelo... futbolistas que han sido dioses de este deporte y que ahora comandan, con la misma camiseta, un equipo que deambula por todos los campos. Están lejos de dar miedo en Europa pero es que tampoco lo dan en España. A nadie. Florentino Pérez, que olvidó su innegociable principio de buscar siempre la excelencia, no debía haber permitido el desprestigio que está sufriendo a nivel de club y que los jugadores que llevaron al Real Madrid al Olimpo del fútbol, sean los mismos que ahora van camino del infierno. 

Se pueden buscar excusas. El covid-19 y sus consecuencias económicas, que no han podido fichar, que si ha habido lesiones clave en la plantilla... excusas que no valen y menos para el Real Madrid. Sobre todo si pierdes dos partidos ante el Shakhtar. Todos los clubes, absolutamente todos, se han visto afectados por el coronavirus y todos han sufrido lesiones. Si hasta el propio Shakhtar, un equipo que llevaba 374 minutos sin marcar, que había encajado un parcial de 10-0 ante el Borussia, perdió por lesión a su máximo goleador en mitad del partido ante el Madrid. Aún así, 2 a 0 en una segunda mitad vergonzosa por parte del Real Madrid, a la altura de la media de partidos de esta presente temporada. Zidane debe encontrar soluciones porque plantilla tiene de sobra para jugar y competir mejor. No está perdiendo ante el Manchester City o PSG. Está perdiendo ante Cádiz, Alavés, Valencia o Shakhtar. Y debe hacerlo ya. 

Sin embargo, escucho atónito cómo el técnico francés sigue diciendo, de manera regular, eso de "merecimos más" tras cada partido que no ganan. Lo dijo el martes, lo dijo ante el Villarreal y también ante el Valencia... y no he querido agitar más mi memoria. En lugar de buscar excusas, como agarrarse a las dos ocasiones de Asensio —¡cómo no va a tener dos ocasiones un equipo en todo el partido!—, Zidane debe analizar la realidad de su equipo. ¿Es mala suerte o no sabe competir? Siete puntos de 15 en la Champions League. 17 de 30 en LaLiga. Tengo clara la respuesta. Con estos números, ha sido casi habitual ver al Real Madrid por debajo en el marcador. ¿Saben cuántos partidos han remontado? Uno, ante el Betis, el equipo más goleado de LaLiga. Otra conclusión más para el saco: al Real Madrid le falta fútbol. Cuando ha necesitado proponer y generar, no lo ha hecho. Ni siquiera se puede hablar de la falta de un killer, que ese es otro cantar, porque Benzema no ha tenido la oportunidad de fallar ocasiones una detrás de otra. 

Con plantillas similares a la de la pasada temporada, el Atlético de Madrid ahora sí juega mejor al fútbol y el Madrid ha involucionado y es incapaz de encontrar esa alternativa para competir que si logró la pasada Liga donde el Madrid fue "el Atleti" de Simeone, un equipo que no encajaba goles. Si no tiene una delantera contundente, ni tiene una defensa sólida, ¿Qué tiene el Real Madrid? Para mí, sí puede exhibir ciertos galones en el centro del campo. Pero ahí, encima, Zidane no está sabiendo entender lo que necesita su equipo en cada partido. Está siendo contraproducente. 

Imagen del 1 a 0

Ya puse de ejemplo hace poco su mala lectura con Isco en el centro del campo (Mestalla o Villarreal) o la inclusión de Marcelo sin un entorno que le ayude a ocultar sus carencias (ayudas de Casemiro y/o Valverde). Hoy expongo otro ejemplo, el papel de Zidane ante el Shakhtar. En la segunda mitad, como si hubiera recibido un golpe de Tyson, el Madrid se vino abajo por completo. Cada jugada ofensiva de los blancos se convertía, como sucedió ante el Alavés, en un ataque peligroso de los ucranianos. Courtois, un mal disparo o alguna acción defensiva puntual evitaron el tanto del Shakhtar, pero la tendencia era clara. Pues Zidane no hizo nada. Ni antes del 1-0 que llega tras un saque de esquina a favor del Real Madrid. Ni antes del 2-0 que llega tras una jugada ofensiva del Madrid hasta línea de fondo. No había una buena transición defensa. Vale que los futbolistas parece que no saben hacer una falta táctica, pero ¿por qué no sacó en todo el partido a Casemiro, el único especialista en este tipo de jugadas y que podía unir líneas? Casemiro no salió. Si Vinicius, Mariano e Isco, en el minuto 77. Obviamente el guión del partido no varió. Y a esto le sumo la gestión de Luka Modric. Con 35 años, sin Casemiro y sin Valverde, disputó los 90 minutos. Tiene 35 años y es su séptima titularidad consecutiva. ¿Tiene que jugar todo hasta que se lesione? 

El Shakhtar sólo ha ganado dos partidos. Los dos al Real Madrid. Sólo ha metido cinco goles. Los cinco al Real Madrid. Ni peros ni peras, como diría mi señor padre. Que no se atrevan los periodistas afines al Real Madrid a comentar las lesiones de Hazard, Ramos y compañía, a hablarnos del Madrid del futuro con Kubo y diez sub-21 más. El futuro podrá ser maravilloso, pero el presente se ha descuidado de lo lindo en este Madrid que da auténtica pena. 

Por cierto, ¿cuándo va a llamar Florentino Pérez a Sergio Ramos para renovar? Mes de diciembre y un jugador con pasado, pero —lo más importante— tan importante en el presente y se puede ir gratis en siete meses a día de hoy. Nueve partidos sin el capitán, siete derrotas. ¿Quién da más? Ahora se desliza que Florentino Pérez ya está meditando la destitución de Zidane si no pasa a octavos de final de la Champions League. Sí, el mismo presidente que pidió a Zidane que volviera hace un año, el mismo Zidane que ganó una Liga hace un par de telediarios y el mismo presidente que no ha fichado a nadie este último verano. Yo soy el más crítico con técnico del francés, pero me parecería una barbaridad echarle. Cuando va todo bien, es un genio. Cuando va mal, hay que darle una patada en el culo y ser desagradecido. ¡Y con una leyenda! Hace un año ya pasó lo mismo tras perder ante el Mallorca y se ganó LaLiga. Sería muy injusto despedir a Zidane. A pesar de todos sus errores, es el mejor técnico para el Real Madrid. Que aguante como pueda esta temporada, que deje de cometer errores, que se olvide de unir a la causa a futbolistas que están más para jugar en la playa o en Qatar, que exprima algo más una plantilla que no da para mucho más —sí para algo más, pero no para mucho más— y que comience un nuevo proyecto. Zidane se lo ha ganado. Es o debería ser el Pablo Laso del fútbol y debería poder permitirse un año en blanco e incluso caer en la fase de grupos de la Champions. Se lo ha ganado. Eso sí, que arregle esto ya porque una cosa es que no le hayan confeccionado una plantilla para ganar la Champions y otra que no pueda ganar al Cádiz, al Alavés o al Shakhtar.