Histórico: Madrid supera al País Vasco y ya es la comunidad con más competitividad fiscal

Diego Sánchez de la Cruz

Cataluña está a la cola, mientras que las cinco siguientes regiones con peor resultado están gobernadas por el PSOE.

Diego Sánchez de la Cruz | 2020-12-11

Por cuarto año consecutivo, la Fundación para el Avance de la Libertad publica el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal (IACF), un ranking en el que se estudia el diseño de los sistemas tributarios de las distintas regiones españolas, con ánimo de desentrañar cuáles están mejor planteados en términos de neutralidad, sencillez y tipos bajos.

En el Índice Autonómico de Competitividad Fiscal se consideran cinco grandes ámbitos de tributación regional: IRPF autonómico, el Impuesto sobre el Patrimonio, el Impuesto sobre Sucesiones, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y la posible adopción de impuestos propios creados por las propias comunidades autónomas.

Precisamente ahora que el gobierno de España prepara el "asalto" al modelo fiscal de Madrid con la excusa de la "armonización", el IACF certifica que, en 2020, la región gobernada por Isabel Díaz Ayuso ha rebasado al País Vasco y se ha convertido en el territorio nacional con un sistema impositivo más competitivo.

El estudio, elaborado por la economista Cristina Enache, asigna 7,22 puntos a Madrid, por delante de los 7,15, 7,1 y 6,93 que obtienen Vizcaya, Álava y Guipúzcoa, respectivamente. El siguiente lugar de la tabla es para Canarias, que cierra el "top cinco" con una evaluación de 6,41 puntos y supera a La Rioja, relegada ahora a la sexta posición, con 6,12 puntos.

indice-autonomico-competitividad-fiscal-espana-ccaa-2020.png

En la zona intermedia de la tabla destacan Murcia (que mejora dos posiciones) o Galicia (que sube dos puestos). La sorpresa negativa la dan las Islas Baleares, cuyo sistema tributario sigue perdiendo puestos en el IACF y ya aparece relegada al número doce del listado, cuatro puestos por debajo de la edición del pasado año.

La región con peor calificación del estudio es Cataluña. Solo recibe 4,66 puntos, convirtiéndose en la única comunidad que ni siquiera alcanza el umbral de los 5 puntos. También destacan para mal Asturias, Aragón, Comunidad Valenciana, Extremadura o Navarra, todas gobernadas por el PSOE, que reciben 5,18, 5,21, 5,36, 5,44 y 5,72 puntos.