Interior facilitó salvoconductos para que los inmigrantes de Canarias viajasen a la península

Sandra León

Libertad Digital ha podido corroborar que los traslados se llevarían produciendo, al menos, desde el pasado 6 de octubre.

Sandra León | 2020-12-10

"Interior autoriza, Cruz Roja organiza". Así resume a Libertad Digital el entramado que hay detrás del traslado a la península de los inmigrantes ilegales de Canarias un policía que está viviendo en primera línea la crisis migratoria de las islas.

En las últimas horas, el Gobierno ha tratado de desvincularse por todos los medios de la polémica surgida a raíz de la llegada a Granada de más de 200 sin papeles sin ningún control policial y sin conocimiento previo del alcalde de la ciudad. La noticia, sin embargo, ha destapado un escándalo de mayores dimensiones, ya que, según desveló el miércoles este periódico, los traslados se habrían producido a al menos nueve ciudades españolas.

Tras corroborar este extremo, Libertad Digital se puso en contacto con el Ministerio del Interior, cuyo departamento de prensa fue tajante al respecto: "Interior no gestiona ni organiza traslados". Y lo cierto es que los verbos utilizados no podrían haber sido escogidos con más cuidado, ya que, fuentes policiales confirman que, si bien es el departamento que dirige Fernando Grande Marlaska el que da el visto bueno a los traslados, la organización de los mismos corre a cargo de Cruz Roja.

Según ha podido confirmar este periódico, los viajes a la península se llevarían produciendo, al menos, desde el pasado 6 de octubre. Ese día, un grupo de 15 subsaharianos cogieron el vuelo VY 3001 de Vueling de las 7:00 rumbo a Barcelona donde, una vez en tierra, y ante la ausencia de un dispositivo policial que controlase sus movimientos, unos optaron por coger el metro y otros por dirigirse al aerobús, que los llevaría a la céntrica Plaza Cataluña.

Desde entonces, los traslados han sido constantes. Fuentes del aeropuerto de Las Palmas aseguran que los inmigrantes siempre viajan en vuelos regulares de Vueling, Iberia o Air Europa. Los magrebíes lo hacen con su propio pasaporte, ya que sus familias tienen medios suficientes para hacérselos llegar una vez están asentados en Canarias y algunos incluso viajan con ellos directamente sabedores de que la pandemia ha frenado las repatriaciones.

Los subsaharianos, sin embargo, lo hacen con un salvoconducto del Ministerio del Interior en el que consta su nombre, apellidos y NIE (número de identidad de extranjero) y que llevan guardado en una funda de plástico. La legislación española establece que sólo se puede viajar con DNI, pasaporte o carné de conducir expedido en nuestro país, pero, al contar con el beneplácito de Interior y ser avisados con antelación, las aerolíneas hacen la vista gorda.

El papel de Cruz Roja

El aviso llega a los comandantes a través de un correo electrónico, en el que se adjunta una hoja de Excel con la relación de inmigrantes autorizados a viajar en cada vuelo. Libertad Digital ha tenido acceso a una de ellas, concretamente a la que las aerolíneas recibieron el pasado 25 de noviembre, cuando 66 malienses fueron trasladados a la península: 50 a Madrid y 16 a Barcelona.

Todos ellos, según consta en el encabezamiento del documento en cuestión, procedían del Hotel Vista Oasis, donde el Gobierno les había alojado tras su llegada a Canarias. En la pestaña resumen, aparecen en primer lugar sus datos personales: su NIE, nombre, apellidos, nacionalidad y fecha de nacimiento, que curiosamente en la mayoría de los casos suele ser el 1 de enero, lo que demuestra que es meramente orientativa. Después, se pueden visualizar los datos del vuelo: el código del mismo, fecha, hora y destino.

Los 16 ilegales que viajaron a Barcelona lo hicieron en el mismo vuelo VY3001 que también se utilizó el pasado 6 de octubre. Los que viajaron a Madrid fueron repartidos en tres vuelos diferentes. 16 inmigrantes viajaron en el vuelo IB 3827 de Iberia, que partió a las 11:05 del aeropuerto de Las Palmas. Otros 16 lo hicieron en el UX 9165 de Air Europa de las 18:05 y los últimos 18 embarcaron en vuelo de IB 3833 de Iberia que partió de la isla a las 19:05.

Cuando uno accede a las propiedades del documento, aparece el nombre de la persona que lo ha creado y, si uno teclea su nombre en Internet, rápidamente comprueba que se trata de una coordinadora de la Cruz Roja en Las Palmas con una dilatada experiencia en la organización. Este hecho vendría a corroborar que, tras la autorización de Interior, es la ONG la que se encarga de organizar y coordinar los traslados.

En cuanto a los destinos, las fuentes del aeropuerto de Las Palmas consultadas por este periódico confirman las nueve ciudades desveladas ayer por Libertad Digital (Granada, Cádiz, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Zaragoza, Madrid y Barcelona) y añaden uno más: Bilbao, una ciudad especialmente atractiva para los inmigrantes que buscan continuar su viaje a otros países europeos.