Asturias limita las reuniones en Navidad a dos grupos de convivientes

Las celebraciones de Navidad no podrán superar las diez personas, salvo que se trate como máximo de dos grupos que convivan en el mismo hogar.

Libertad Digital | 2020-12-12

El vicepresidente del Gobierno del Principado de Asturias, Juan Cofiño, ha señalado este sábado que las limitaciones para las fiestas navideñas en Asturias fijan las reuniones en un máximo de dos grupos de convivientes.

De este modo, no podrán participar en las celebraciones miembros procedentes de tres hogares aunque sean menos de diez personas e, incluso, aunque sean menos de seis. En establecimientos de hostelería, que abrirán este próximo lunes, la limitación se fija en cuatro personas por mesa.

Cofiño se ha referido así, atendiendo a preguntas de los medios durante una rueda de prensa para presentar el proyecto de presupuestos de su departamento, al decreto publicado este viernes en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) sobre las medidas para contener la propagación de la covid-19 durante el periodo de fiestas navideñas.

Dicho decreto apunta que la permanencia de grupos de personas en espacios de uso público o uso privado durante los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero queda condicionada "a que no se supere el número máximo de diez personas, salvo que se trate de convivientes", añadiendo que "los encuentros solo podrán realizarse entre un máximo de dos grupos de convivencia". Para el resto de días ordinarios, el número máximo de personas será de seis, y también con un máximo de dos grupos de convivencia.

El vicepresidente del Principado ha querido hacer una reflexión sobre las restricciones para señalar que el objetivo es "socializar lo menos posible".

Por ello, ha apelado "a la responsabilidad" de todos en estas fiestas marcadas por la pandemia. "Asturias se juega mucho. Todos queremos reunirnos con nuestros familiares pero es una época excepcional", ha dicho, pidiendo "encarecidamente" un esfuerzo a la población, para evitar que lleguen meses en los que se vaya a sufrir "mucho más".

En ese sentido, el decreto señala en su preámbulo que, según los datos disponibles en España sobre los principales ámbitos de transmisión de los brotes, "la mayoría de éstos se producen en el ámbito social, sobre todo en encuentros de familiares y amistades no convivientes y, siendo principalmente en lugares cerrados, como puede ser en domicilios o espacios interiores, en muchos casos mal ventilados, donde se habla a un volumen alto y no se hace buen uso de la mascarilla o se realizan actividades donde es incompatible su uso continuo, como comer o beber".

Asimismo, incide en "la denominada regla de las 6M: (m)ascarilla, (m)anos, (m)etros, (m)aximizar ventilación y actividades al aire libre, (m)inimizar número de contactos, y "(m)e quedo en casa si síntomas, diagnóstico y contacto".

El decreto, cuyo ámbito temporal es del 23 de diciembre al 6 de enero, mantendrá el cierre perimetral de Asturias aunque se permitirá la entrada y salida para visitar a familiares y allegados; y señala que no se autorizarán cabalgatas de Reyes, carreras de San Silvestre ni campanadas de Nochevieja.