Hennessey Venom F5: un misil tierra-tierra

Hennessey ha presentado su espeluznante Venom F5; un deportivo que quita el hipo solo con sus cifras.

Motor16 | 2020-12-18

Este Venom F5 viene a sustituir al Venom GT, además de a conmemorar el 30º aniversario de la compañía, y es una declaración de intenciones ya desde el propio nombre.

Verán, el apellido F5 añadido tras el nombre Venom no es casual, hace referencia a la categoría F5 de los tornados, que son aquellos en los que sus vientos alcanzan velocidades de hasta 512 km/h; y sí, intuyen bien, este modelo es capaz de alcanzar más de 500 km/h de velocidad punta...

Para conseguir semejante cifra, el coche monta un motor V8 de 6,6 litros con dos turbos que es conocido como 'La Furia'. Este es el motor de producción para un coche de calle más potente que jamás se haya creado; buena prueba de ello son sus nada menos que 1.842 caballos de potencia y sus 1.617 Nm de par motor. Gracias a esta brutal cantidad de ponis danzando a nuestras espaldas, el Venom F5 solo necesita 3 segundos para pasar de 0 a 100. Pero impresiona más el hecho de que de 0 a 200 km/h tarde menos de 5...

Pero para alcanzar cifras y números de locura no solo vale potencia, también influyen el peso y la aerodinámica, dos pilares sobre los que se asienta este Venom F5 a la perfección. El primero de ellos está trabajado desde la base, ya que su chasis monocasco está hecho en fibra de carbono y tan solo pesa 86 kilos, haciendo que el peso total del coche sea de 1.360 kg. En cuanto al segundo aspecto capital; la aerodinámica, esta se beneficia de un prominente splitter delantero, unas grandes entradas de aire laterales, un fondo completamente plano y una trasera muy al estilo McLaren; con ventilación y cuatro tubos de escape en posición central a la altura de las luces. También encontraremos unas llantas de 19 o 20 pulgadas, unas puertas de apertura de mariposa o paneles en fibra de carbono.

Una vez despachado el exterior y tras abrir su puerta voladora, el habitáculo nos espera con una mezcla de sensaciones. Y es que al entrar sientes que lo estás haciendo en un coche de carreras, buena parte de la culpa la tiene su volante, pero también notas que pese a ello, el coche no renuncia a elementos de confort o clásicos de los coches para el día a día, como el sistema de infoentretenimiento o el aire acondicionado. Esto puede parecer una bobada, pero muchos de los super e hiperdeportivos más veloces se ven privados de esta serie de comodidades en beneficio de la reducción de peso. No sucede así con el Hennessey Venom F5, al igual que tampoco lo hace el Bugatti Chiron.

Pero siguiendo con el habitáculo. Lo más llamativo es el volante, que ni siquiera es redondo. Este está repleto de botones y ruletas que recuerdan a los de los coches de competición, salvo que cuando miramos a nuestra derecha, vemos un sistema de infoentretenimiento compatible con Apple CarPlay y Android Auto, sencillo pero eficaz, con una pantalla central de 9 pulgadas y un cuadro de instrumentos digital de 7.

Hennessey solo planea construir 24 de estos monstruos devora kilómetros, por lo que si te quieres hacer con uno deberás desembolsar un muy buen pellizco: 2,1 millones de dólares (1.721.000 euros).

Más información, fotos y vídeos del Hennessey Venom F5.