Canelo ya es el mejor boxeador libra por libra: ¿habrá otro combate con Guenaddy Golovkin?

El méxicano fue mejor y ganó por decisión unánime a Callum Smith que llegaba invicto a este combate. ¿Habrá otra pelea con Guenaddy Golovkin?

Libertad Digital | 2020-12-20

Saúl Canelo Álvarez (54-1-2) es el nuevo supercampeón del peso supermedio tras vencer a Callum Smith (27-1-0) por decisión unánime. El méxicano se lleva las fajas del Consejo Mundial y la Asociación Mundial de Boxeo.

Los jueces reflejaron su superioridad en las valoraciones: 119-109, 119-109 y 117-111. Con este resultado Canelo se confirma como el mejor púgil del momento sin límite de peso. Su combate fue de menos a más y dominó con un gran repertorio de golpes ante un contrario que llegaba con 27 victorias consecutivas, 19 por nocaut.

Smith intentó sacar ventaja de sus 19 centímetros de diferencia en la estatura. Se situó en el centro del cuadrilátero pero los dos mantuvieron la cautela en el primer round. Fue Canelo quien comenzó a golpear sobre su rival en el segundo asalto. Poco a poco el mexicano comenzó a sacar ventaja clara en los intercambios, con soberbios contragolpes y buena defensa ante el jab de izquierda del inglés.


Canelo estremeció a Smith con una derecha en el cuarto y a partir de este momento, Smith perdió velocidad y en la segunda mitad del combate, el mexicano fue el único peleador en el ring. Un rally ofensivo en el noveno asalto, buenas combinaciones con el gancho de izquierda limpio en el décimo, y ese golpe combinado con el recto de derecha en el undécimo ampliaron la ventaja ante un Smith con el rostro ensangrentado, pero negado a rendirse.

El inglés respondió cuando pudo, pocas veces, y perdió el centro de la Asociación Mundial de Boxeo, que pasó a ser posesión de Canelo, que también se lleva el cinturón del Consejo Mundial. Álvarez tiene ya un balance de 54 victorias, una derrota y dos empates. Smith, que sumaba 27 victorias consecutivas, ya no está invicto.

"Estuve trece meses sin pelear y se sintió la inactividad pero estamos contentos con el trabajo que hicimos", dijo Álvarez, que planea su regreso en febrero en una posible pelea en México. El nuevo campeón aseguró que su próximo reto como profesional es ganar todos los títulos de la división supermediana porque se siente listo para vencer a cualquier oponente. "Quien esté en las 168 libras iremos por él", dijo.

Preguntado por la posibilidad de una pelea con el kazako Guenaddy Golovkin, con quien empató en el 2017 y al que venció un año después, Álvarez recordó que ha peleado con los mejores, se ha movido de divisiones en busca de retos y, si se da la pelea, no le dará la vuelta.