"Ojalá Madrid se inunde como esos pueblos que quedaron al fondo de los pantanos"

Pilar Díez

Los dos temas de la semana, las elecciones y el descontrol de la covid. Y la nota de color de Iglesias que no falte.

Pilar Díez | 2021-01-20

El Mundo

"Quince CCAA pedirán hoy a Illa adelantar el toque de queda o poder confinar". Salvo Madrid, gracias a Ayuso.

Santiago González es otro fan de la "guerra a las palabras" de María Jesús Montero. "Este martes, por ejemplo, dijo metereológica sin perder el compás ni el oremus". Es fascinante, toda una portavoz de Gobierno que habla como un niño que comienza a balbucear sus primeras palabras. "Luego mintió, que es la especialidad de la casa, al decir que hemos empezado a administrar la segunda dosis de la vacuna a las personas residentes, al personal sociosanitario y a las personas dependientes. Tengo que decir que el 70% de las dosis recibidas ya se han administrado al conjunto de los ciudadanos, dato de vacunación que nos sitúa entre los países del mundo con mayor tasa de vacunación". Este gobierno ha convertido la mentira en un arte.

"Golpe judicial al plan electoral del Govern". Cataluña se pasa la vida en los tribunales. Dice el editorial que "la precipitación con la que se ha abordado la desconvocatoria del 14-F obedece más a un interés político del secesionismo que a la pandemia. Otro tanto cabe decir del PSC, interesado en mantener la cita a toda costa porque las encuestas favorecen a Illa, cuyo empeño en mantenerse al frente de Sanidad le coloca en una posición insostenible de juez y parte". Como este país es tan peculiar, el mismo partido que apoya al Gobierno central (ERC) le declara la guerra a nivel regional.

Federico Jiménez Losantos está estupefacto con la polvareda levantada por lo de Iglesias y Puchi. "Lo más chocante de la reacción generalizada ante la equiparación del copresidente del Gobierno Pablo Iglesias entre el fugado Puigdemont y los exiliados republicanos es que se haya admitido que se exiliaron los demócratas y quedaron los fascistas".

"Si los perdedores de la Guerra Civil merecen, en su conjunto, un respeto, porque, al margen de los criminales de vocación o de rebaño, los hubo buenos y malos en los dos bandos en tres años de Guerra Civil, ¿por qué ese respeto no se ha tenido con el bando nacional respetando la tumba de Franco?". Calla, calla Federico, no mientes a la bicha que se está cumpliendo tu premonición sobre la maldición de Francokamon.

"Iglesias no habla de los exiliados como víctimas de la guerra, sino que defiende la legitimidad del delito político, incluido el asesinato, si lo cometen los suyos. Hubo exiliados decentes y criminales. El vicepresidente prefiere a los criminales". Eso siempre.

El País

"La cita electoral en Cataluña se sume en un enredo judicial". "Las elecciones catalanas están atrapadas en una maraña jurídica de complicada resolución". Lo más curioso es que el mismo partido que reprochaba a Rajoy la judicialización del tema catalán, o sea, el PSOE, es ahora el que tira de tribunales para torcer el brazo a su socio indepe.

Dice el editorial que, por supuesto, el culpable del embrollo es el Gobierno catalán. A Sánchez e Illa ni tocarlos.

"Bajo la apariencia de aplazarlo, el decreto trunca un proceso electoral ya iniciado y sujeta los comicios futuros a la voluntad del Govern, cuando debían celebrarse obligatoriamente por agotamiento del plazo para investir a un presidente. Y contradice el Estatut, según el cual solo un presidente en plenitud puede convocar elecciones, y no un vicepresidente en funciones. No parece pues la solución más pulcra para ejecutar el aplazamiento. Al contrario, desprende un aroma partidista, como intento de modular una elección que el secesionismo auguraba poco favorable". Más que aroma es un hedor, pero por ambas partes.

Pepa Bueno da una lección magistral sobre polarización. "Territorios con menos recursos que Madrid se habían preparado mejor y han gestionado con más eficacia las consecuencias de un fenómeno extraordinario. La nieve se ha convertido en una metáfora reveladora de qué esconde la constante bronca madrileña. Polarizar es fácil". Cierto Pepa, a ti se te da genial. Y por cierto, ¿qué territorios con menos recursos que Madrid y la misma densidad de población y red de comunicaciones lo han hecho tan bien?

Que el odio a Madrid de la izquierda se está convirtiendo ya en un problema serio da fe Sergio Fanjul, que espera ilusionado ver a "Madrid bajo las olas". "Madrid inundado, qué delicia". Cuenta que él nació en Oviedo y que allí llevan muy bien lo de la lluvia. "Asturias está para que llueva, Madrid no lo soporta. Cuando llueve mucho, la ciudad se convierte en ciénaga, en tristeza, no está acostumbrada, se rompen las carreteras de Coslada y una señora muere debajo de un muro derrumbado". Así que, "ojalá Madrid se inunde como esos pueblos que quedaron al fondo de los pantanos y ya solo asoma el campanario". No sé si es licencia poética o que en este periódico están todos majaras.

A Iglesias le cae en el editorial. Pablo, yo encuadernaría los editoriales que te dedica El País. Lo de equiparar el exilio republicano con la huida de Puchi es "inaceptable. Iglesias debe rectificar". Aprueba la presencia de Podemos en el Gobierno, pero "hay aspectos muy inquietantes en el desempeño de la formación, empezando por el liderazgo tan excesivo que ejerce Iglesias". ¿Qué formación? Podemos es el nombre de la finca en la que viven los marqueses de Galapagar. Y luego está el capataz, Echenique, que les sirve.

"El juego en el que un partido que forma parte del Gobierno se considera también miembro de la oposición debe acabar. Si hay algo que España necesita es el robustecimiento de las instituciones y la búsqueda de consensos, no el denigrarlas desde la demagogia". Qué revoltoso les ha salido el niño. Algo se olería Sánchez cuando ganó las elecciones prometiendo que no pactaría con Iglesias porque le produciría insomnio.

ABC

"La sorpresa del Zendal". "El hospital que iba a estar vacío ya ha atendido a 801 pacientes". Bueno, sorpresa para algunos. Que un hospital para pandemias se llene en una pandemia no debería sorprender a nadie. Pero claro, como dice Julián Quirós, "sólo la izquierda tiene fuerza para fabricar con éxito una inmensa campaña de desprestigio contra lo que se proponga, hasta en los casos más inverosímiles. Incluso para criticar la apertura de un hospital público en mitad de una pandemia mundial". A quién se le ocurre, sí, abrir un hospital cuando la gente enferma y muere por decenas de miles. Esta Ayuso tiene unas ocurrencias...

"El hospital de emergencias de Madrid es un ejemplo de agilidad y gestión creativa por parte de una administración, a la que se le echaron encima supuestos profesionales que no eran más que cuatro liberados sindicales y activistas de la progresía. Sólo la voluntad (y hasta un punto de testarudez) de la presidenta Ayuso ha permitido ejecutar el proyecto frente a la propaganda adversa". ¿Propaganda? Ha sido una campaña de acoso y derribo, un ataque sin precedentes con artillería pesada. Tan modosita como parece Ayuso, la tía resiste como un roble.

La Razón

"Golpe del TSJC a los independentistas: temen perder la mayoría el 14-F". Ya me extraña.

Dice Marhuenda que "ha sido un golpe muy duro contra la estrategia partidista de los independentistas que comportaba una grave vulneración del ordenamiento legal". Novedad, los indepes se saltan la ley.

"La decisión significa que no se puede atropellar impunemente el ordenamiento constitucional y estatutario, utilizar las instituciones al servicio de los independentistas y buscar el máximo beneficio electoral". Pues como todos.

Juan Ramón Lucas se queja de que Iglesias se ha mostrado encantado de que "los fachas conozcan y defiendan la memoria de los horrores del franquismo". "No ha venido de la derecha la crítica más amarga", le recuerda. "Lo dicho por Iglesias y su reacción le vuelven a colocar como lo que es: intolerante y sectario". ¿Alguna vez ha estado el moñas en otro sitio?