Pírrica sanción a Djené tras su brutal entrada a Lucas Ocampos

El central del Getafe ha sido sancionado con dos partidos por el Comité de Competición.

LD/Efe | 2021-02-09

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) sancionó con dos partidos al jugador del Getafe Djené Dakonam por su expulsión en el Sevilla-Getafe (3-0), tras la entrada sobre el argentino Lucas Ocampos, y con un encuentro a los técnicos de ambos clubes, Julen Lopetegui y José Bordalás, ambos expulsados.

Competición ha desestimado las alegaciones del Getafe en defensa del jugador togolés, que cumplirá dos partidos de sanción por violencia tras su acción sobre Ocampos, que sufre un "esguince grado II de la sindesmosis anterior y del ligamento peroneo calcáneo del tobillo izquierdo".

El Comité ha aplicado para su decisión el artículo 123.1 del Código Disciplinario federativo, al tener en cuenta el riesgo que entrañó la acción del jugador del Getafe, sancionada con roja directa, que también tendrá que pagar una multa de 600 euros y su club de 700, según confirmó la Federación Española de Fútbol (RFEF).

El Getafe alegó la existencia de un error material manifiesto y mantuvo que el jugador expulsado no realizó una entrada en forma de plancha, sino que ambos disputaron el balón y Djené se anticipó tocando el balón en primer lugar y que "lo ocurrido fue consecuencia de la inercia propia de la jugada".

En el caso de Julen Lopetegui y José Bordalás que fueron expulsados también con roja directa tras la acción de Djene sobre Ocampos, Competición ha suspendido a ambos durante un partido por conductas contrarias al buen orden deportivo.

Los dos tendrán que abonar una multa de 600€ y sus clubes de 350€.

El acta arbitral del valenciano Juan Martínez Munuera reseñó que Djené fue expulsado (m.54) "por realizar una entrada con el pie en forma de plancha usando fuerza excesiva, impactando en el adversario, siendo dicha acción en la disputa del balón".

En el caso de Lopetegui por "encararse y gritar al banquillo visitante de forma enérgica, con ánimo de confrontación, lo que provocó una reacción de todo el banquillo visitante" tras la acción de Djené y en el de Bordalás por "irse de forma enérgica al centro del campo debiendo ser sujetado por el delegado de campo, al que le dio un manotazo en el brazo".