Batacazo del PP: los electores catalanes castigan la estrategia de Casado contra Vox

Míriam Muro

"Ha sido terrible, mucho peor de lo que podíamos llegar a imaginar", sentenciaban fuentes del PP.

Míriam Muro | 2021-02-14

Las peores previsiones que manejaba el Partido Popular se cumplieron este domingo 14 de febrero. Las elecciones catalanas arrojaron un resultado catastrófico para la formación de Pablo Casado. El PSC vencía y Vox no sólo les superaba, los de Santiago Abascal conseguían triplicar su resultado logrando 11 representantes. El PPC pasaba de los 4 escaños conseguidos en 2017 con Xavier García Albiol a los 3 de la candidatura de Alejandro Fernández.

A primera hora de la noche, los apoderados del PP desplazados en los colegios electorales ya comenzaron a ver cómo Vox les adelantaba "con mucha ventaja" en el recuento de los votos. Y la noche no mejoró.

Ni el hecho de que la dirección nacional de la formación al completo y todos sus barones se volcaran en la campaña, ni que Pablo Casado se desplazase todas las semanas en los últimos meses a Barcelona bastó para que los populares pudieran salvar el resultado. "Ha sido terrible, mucho peor de lo que podíamos llegar a imaginar", sentenciaban fuentes del PP.

Tan solo tres representantes de la candidatura del PPC entrarán en el Parlamento Catalán. El propio Fernández; la exdirigente de Cs, Lorena Roldán, y la también independiente Eva Parera.

Castigo a la estrategia de Casado con Vox

Las comicios catalanes castigaron la estrategia de Pablo Casado con Vox. Las elecciones de este 14 de febrero eran el primer examen al líder del PP después de que el pasado 22 de octubre de 2020 rompiese con los de Abascal durante la moción de censura a Pedro Sánchez.

Ese día marcó un antes y un después en la relación entre ambas formaciones. Casado anunció desde la tribuna del Congreso que sus diputados iban a votar no, entre ataques personales al líder de Vox. Desde entonces, los enfrentamientos entre los dos partidos han sido continuos.

Este domingo, en la primera prueba electoral tras ese día, los votantes de centro derecha castigaron esta estrategia de ruptura con Vox y giro al centro de Pablo Casado. Y no es la primera vez que sucede. En las elecciones generales de 2019, Vox ya superó al PP en la Región de Murcia consiguiendo 10.000 votos más que los populares.

"El liderazgo de Casado no peligra"

Los populares se afanaron desde este domingo por la noche para tratar de difundir el mensaje de que "el liderazgo de Pablo Casado no peligra" tras las elecciones catalanas. "Serán unos días malos para el PP pero el resultado no es extrapolable a nivel nacional", aseguran.

Según fuentes populares, en las encuestas que manejan a nivel nacional, el PP de Casado crece mientras que Vox pierde escaños. "Además, no hay críticas internas ya que todos los barones han participado en esta campaña catalana compartiendo la estrategia de la dirección", aseguran.

La culpa es de Bárcenas y de la baja participación

Además, en el Partido Popular niegan que su estrategia con Vox sea incorrecta y tratan de explicar el batacazo culpando de lo ocurrido al "daño" que les ha hecho durante la campaña electoral el caso Bárcenas y la baja participación en estos comicios.

En esta línea, compareció Teodoro García Egea en Génova pasadas las once y media de la noche para explicar que "no van a cambiar el rumbo" del partido con Vox: "Nosotros no hacemos cálculos, tenemos convicciones principios y valores", aseguró.

Sin realizar ningún tipo de autocrítica, Egea mostró su apoyo a Fernández, que compareció minutos antes desde Cataluña, y añadió que "las elecciones catalanas nunca han sido extrapolables a nivel nacional".

Por su parte, Fernández sí que reconoció que el resultado del PPC era "muy malo". Explicó que no habían cumplido ninguno de los dos objetivos que se marcaron: ni tener grupo propio ni mejorar los resultados.