Golpe a las empresas en Reino Unido: el Gobierno dispara al 25% el Impuesto de Sociedades

A pesar de esta estocada en Sociedades, el Gobierno británico ha ampliado hasta el próximo 30 de septiembre la reducción del IVA al 5%.

LM/Agencias | 2021-03-03

Golpe a las empresas en Reino Unido. El Gobierno británico ha presentado su proyecto de Presupuestos Generales para el ejercicio 2021-2022, el primero en recoger completamente el impacto de la pandemia y del Brexit, con un gasto adicional de 65.000 millones de libras esterlinas (75.267 millones de euros).

El plan incluye la extensión hasta septiembre de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y elevar en 2023 al 25% el impuesto de sociedades.

En la presentación ante el Parlamento de borrador presupuestario, el ministro británico de Finanzas, el conservador Rishi Sunak, ha señalado los tres pilares básicos de las cuentas del Gobierno para el ejercicio.

Bajada de IVA, subida de Sociedades

Por un lado, Sunak ha anunciado que el programa de retención de empleo, semejante a los ERTE, será extendido hasta el mes de septiembre, además de poner a disposición de las empresas un nuevo plan de subvenciones de 5.000 millones de libras (5.786 millones de euros), que eleva hasta 25.000 millones de libras (28.935 millones de euros) el gasto en subvenciones.

Además de prolongar las exenciones fiscales de las que se han beneficiado alrededor de 750.000 empresas británicas, el Gobierno británico ha ampliado hasta el próximo 30 de septiembre la vigencia del periodo de reducción del IVA al 5% para seguir apoyando a unas 150.000 empresas de los sectores del turismo y la hostelería y para proteger 2,4 millones de puestos de trabajo.

Sin embargo, el responsable del Tesoro británico ha anunciado una subida del impuesto de sociedades hasta el 25% desde el 19% para 2023. "La tasa del Impuesto de Sociedades aumentará al 25%, que seguirá siendo la tasa más baja del G7", ha defendido Sunak, precisando que se aplicará este gravamen únicamente a las empresas cuyo beneficio supere las 250.000 libras (288.827 euros), mientras que ha dicho que a las firmas con beneficios entre 50.000 libras y 250.000 se le aplicará una tasa gradual, lo que dejará fuera del alcance de la subida al 70% del tejido empresarial del Reino Unido.

Por otra parte, el ministro de Hacienda británico anunció la congelación del mínimo personal exento en el impuesto sobre la renta, así como de los distintos tramos del impuesto.

Más préstamos

Asimismo, el borrador presupuestario contempla también el lanzamiento de un nuevo plan de préstamos de apoyo a la recuperación para reemplazar los actuales planes de avales del Gobierno, que han respaldado préstamos por valor de 73.000 millones de libras esterlinas hasta la fecha y se cerrarán a finales de marzo.

Por otro lado, junto a medidas para facilitar el acceso a préstamos hipotecarios, el Gobierno británico mantendrá por undécimo año consecutivo congeladas las tasas aplicadas a bebidas como la cerveza, la sidra, el vino y bebidas espirituosas, así como los impuestos sobre los combustibles.