Estas son las medidas de la Comisión de Salud Pública para Semana Santa

El plan acordado tendrá que ser ratificado el próximo miércoles en el Consejo Interterritorial. Madrid ya ha avanzado que lo rechaza.

LD/ Agencias | 2021-03-04

La Comisión de Salud Pública ha acordado proponer de cara a la Semana Santa que las comunidades autónomas se cierren perimetralmente y fijen el toque de queda de 22:00 a 6:00 horas, además, que limiten las reuniones en espacios públicos o privados a un máximo de cuatro personas.

Son algunas de las medidas acordadas por la Comisión, que tendrán que ser ratificadas el próximo miércoles por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, según ha informado este jueves el Ministerio de Sanidad.

El documento de la Comisión, organismo en el que están representadas todas las comunidades, incluye como recomendación el desaconsejar "expresamente" la celebración de encuentros sociales en los domicilios o en otros espacios cerrados con no convivientes.

Limitar movilidad y contactos

El departamento que dirige Carolina Darias informa de que la Comisión considera que las medidas "persiguen limitar la movilidad y los contactos". Así, con carácter general, se recomendaría "no bajar el nivel de alerta en el que se encuentran las comunidades desde las dos semanas previas al inicio de la Semana Santa, aunque los indicadores sean favorables y, por tanto, mantener las medidas establecidas en ese momento".

Respecto a la movilidad, la Comisión ha acordado "que se deben evitar todos aquellos viajes que no sean necesarios y se especifica que la movilidad estará limitada por el cierre perimetral de todas las comunidades", salvo las excepciones reguladas en el estado de alarma mediante el Real Decreto 926/2020, en cuyo caso se recomienda una Prueba Diagnóstica de Infección Activa (PDIA).

Entre las medidas propuestas por la Comisión, se encuentran la limitación de reuniones en espacios públicos o privados a como máximo 4 personas en el exterior y en el interior, así como la limitación del derecho de movilidad desde las 22:00 hasta las 06:00 horas.

El mismo documento de la Comisión, según Sanidad, recoge que no se celebren eventos masivos que impliquen aglomeración o concentración y que, en concreto, los eventos en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas, según el nivel de alerta de cada comunidad.

La Comisión sí considera "pertinente", explica Sanidad, hacer una campaña institucional para evitar "la relajación" de comportamientos bajo el lema "No salvamos semanas, salvamos vidas".

Madrid rechaza el plan

La Comunidad de Madrid ha rechazado este jueves este plan. Además, fuentes de la Consejería de Sanidad han señalado a Efe que tampoco están de acuerdo con limitar las reuniones en espacios públicos o privados a un máximo de cuatro personas.

En la actualidad, hay libertad de movimiento en la Comunidad de Madrid excepto en las zonas básicas de salud con mayor incidencia de coronavirus, donde no está permitido entrar o salir salvo por motivos justificados, como ir a trabajar o al médico.

El toque de queda en la región madrileña está fijado de 23:00 a 6:00 horas y la hostelería debe cerrar a las once de la noche, aunque no puede aceptar clientes más allá de las diez y debe haber un máximo de cuatro comensales en las mesas del interior y seis en las de las terrazas. En el caso de la Comunidad de Madrid, las reuniones de no convivientes en domicilios están prohibidas en la actualidad.

Así, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha criticado en Twitter que el Gobierno convocara elecciones en Cataluña el 14 de febrero "con peores datos" de coronavirus y ahora proponga cerrar las comunidades autónomas en Semana Santa estando España "mucho mejor". "No puede ser que el mismo Gobierno que convocó elecciones en Cataluña con peores datos, ahora cierre así España estando mucho mejor", ha escrito Ayuso en la red social.

Además, ya antes de la celebración de la Comisión de Salud Pública, Díaz Ayuso se había vuelto a mostrar partidaria de mantener la comunidad abierta durante la Semana Santa, ya que consideraba que los cierres perimetrales desde noviembre de 2020 en alguna autonomías "no han impedido una tercera ola".