El Parlamento Europeo retira la inmunidad a Puigdemont, Comín y Ponsatí y Llarena pregunta al TJUE

Esmeralda Ruiz

El pleno de la Eurocámara confirma el resultado favorable a levantar la protección parlamentaria a los fugados y podrían ser juzgados en España.

Esmeralda Ruiz | 2021-03-09

Sin sorpresas. Con 400 votos a favor, 248 en contra y 45 abstenciones, el pleno del Parlamento Europeo ha dado luz verde al suplicatorio remitido por el Tribunal Supremo que pide retirar la inmunidad del expresidente catalán, Carles Puigdemont. La Eurocámara también ha votado a favor de levantar la inmunidad de sus dos exconsejeros, Clara Ponsatí y Toni Comín, también huidos de la justicia. Con esta decisión, los tres dirigentes separatistas pierden con efecto inmediato la protección parlamentaria de la que gozaban desde enero de 2020 cuando recibieron sus actas como eurodiputados.

A partir de este momento, el caso pasa a la justicia belga que deberá decidir sobre su entrega a España. Un trámite que se espera complejo ya que el juez instructor de la causa separatista, Pablo Llanera, se anticipaba a esta votación proponiendo a las partes presentar una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea a quien reclamar "criterios estables" que aclaren las razones por las cuales se puede pedir o denegar una euroorden contra los procesados. Una maniobra que ejecutaba este mismo martes, tras conocer el resultado de la votación y contar con el aval de todas las partes, incluido la defensa de los fugados.

En la consulta que ha elevado a la justicia europea, Llarena lanza hasta siete preguntas al TJUE, entre ellas, si la justicia belga tiene la facultad, conforme al Derecho de la Unión, de controlar la competencia del órgano de emisión. En este caso, se refiere al Supremo. "Mal se confía en el sistema penal y procesal de otro Estado, si lo primero que se pretende por el Estado de ejecución es poner en duda su competencia para emitir un instrumento de cooperación basado, precisamente en la confianza y cooperación recíproca", expresa el magistrado en esta consulta poniendo el foco en el precedente que ha marcado el caso del exconsejero Puig.

En una entrevista al diario belga De Morgen, Puigdemont ya adelantaba este fin de semana que, de perder la inmunidad, sus planes pasan por seguir en Waterloo hasta conocer la resolución de la justicia belga. "Si me extraditan a España, iré inmediatamente a la cárcel durante, al menos, trece años. Ya he sido declarado culpable antes de un juicio. Europa no puede estar de acuerdo con esto, pues socava la credibilidad del sistema europeo", concluía. Su defensa ha confirmado este martes que llevarán el caso a Luxemburgo, ante el TJUE.

Nueva ruptura PSOE-Podemos

La decisión de la Eurocámara se ha tomado mediante voto secreto aunque la mayoría de los grupos en las últimas horas han ido expresando sus posiciones. En el caso de las delegaciones del PP, PSOE, Cs y Vox confirmaron este lunes que su voto sería favorable al suplicatorio revelando que en sus respectivos grupos también existían amplios consensos al respecto. "Al Parlamento Europeo no le corresponde juzgar a nadie y ha habido una clara mayoría apoyando que la justicia española haga su trabajo. Es una victoria de la democracia", ha dicho la presidenta del grupo Socialdemócrata de la Eurocámara, Iratxe García tras conocer los resultados de la votación.

Hasta el lunes era una incógnita la posición que adoptarían los de Podemos en el Parlamento Europeo y tras la votación, los de Pablo Iglesias en Bruselas confirmaban una nueva brecha con sus socios de gobierno. Sus tres representantes en la cámara -Ernest Urtasun, Eugenia Rodríguez Palop e Idoia Villanueva- votaron en contra de retirar la inmunidad parlamentaria a Puigdemont, Comín y Ponsatí junto a nacionalistas vascos, Izquierda Unida y Bildu.

En un comunicado, Podemos justificaba este apoyo a los tres dirigentes fugados porque "siempre hemos defendido que el conflicto político en Cataluña debe resolverse por vías políticas y mediante el diálogo. Quienes se empeñan en judicializar esta situación solo quieren hacer más difícil su solución para sacar algún rédito electoral. Seguiremos defendiendo la mesa de diálogo y no echaremos más gasolina al fuego", concluye el texto. Una postura que ya le ha costado las primeras críticas entre sus socios. La eurodiputada, Iratxe García, en rueda de prensa ha dicho que " Podemos tendrá que explicar a la ciudadanía española su decisión de no cooperar con la justicia" poniendo en relieve "el compromiso del PSOE en Bruselas con la defensa del Estado de Derecho".

"Victoria política"

Tras conocer el resultado, los tres dirigentes independentistas han comparecido para valorar la decisión de la Eurocámara. "Hoy es un día triste para el Parlamento Europeo. Hemos perdido nuestra inmunidad, pero el Parlamento ha perdido todavía más, y como consecuencia, también ha perdido la democracia europea", ha sido la primera reacción de Puigdemont que no ha querido perder la oportunidad para reprochar al PSOE el sentido de su voto. Ellos que han venido defendiendo "la desjudicialización de la política" y que ahora "van de la manita de Vox que nos va a seguir persiguiendo en los tribunales españoles".

Los tres dirigentes separatistas han confirmado que presentarán una demanda en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea "para poder restablecer el severo daño que se ha hecho después de que se haya votado quitarnos la inmunidad" haciendo hincapié en que la votación ha sido muy ajustada. "Hoy un 42% de los eurodiputados europeos le han dicho a España que no confían en su justicia", ha resaltado Toni Comín que a su vez ha tachado de "cierta victoria política" esta derrota en la Eurocámara, porque "ha puesto el conflicto catalán en el centro del debate" en el Parlamento.