La autopsia revela que no hay "ninguna relaciĆ³n" entre la vacuna de AstraZeneca y la muerte de una profesora de Marbella

Así lo ha confirmado el consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre. Tenia predisposición a padecer accidente cerebrovascular y sufrió un aneurisma

Libertad Digital | 2021-03-19

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha asegurado este viernes que el informe preliminar de la autopsia clínica realizada a la profesora de Marbella fallecida el pasado martes determina que "no hay ninguna relación causal" entre la administración de la vacuna de AstraZeneca y su fallecimiento.

Aguirre ha explicado que este informe -en el que han participado dos anatomopatólogos y un forense- es "concluyente" descartando tal posibilidad: "Se puede decir de forma clara y contundente que no hay relación causal entre la vacunación del coronavirus y su fallecimiento. No existe ninguna relación entre la administración de la vacuna de AstraZeneca y el fallecimiento de esta mujer".

La confirmación por parte del departamento de Salud de la Junta se produce después de que el diario SUR asegurase que la autopsia había concluido que la mujer de 43 años tenía una predisposición a sufrir un accidente cerebrovascular. De hecho, según este periódico, todo parece indicar que habría sido un aneurisma -que es la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro- lo que habría desencadenado la hemorragia masiva que le causó la muerte y no un trombo, tal y como se había informado en un primer momento. En todo caso, en los próximos días se conocerán con más detalle los resultados de los diferentes estudios microscópicos que se están realizando a partir de las muestras tomadas.

La autopsia clínica se realizó el jueves por la mañana en el Hospital Costa del Sol de Marbella, después de que el Juzgado de Instrucción número 1 de Marbella abriese unas diligencias previas a raíz del escrito-denuncia presentado por el marido de la docente, que solicitó la práctica de la autopsia para aclarar si la vacuna podía guardar relación con el deceso.

Un dolor de cabeza persistente

La mujer falleció el martes a mediodía en el Hospital Quirón de Marbella, adonde había acudido en tres ocasiones con malestar general después de que le inocularan la vacuna el pasado 3 de marzo. La primera vez que visitó el servicio de urgencias fue el 4 de marzo, aquejada de un fuerte dolor de cabeza. Sin embargo, se trata de una reacción habitual a la vacuna de Astrazeneca, por lo que los médicos no le dieron mayor importancia en aquel momento.

A pesar de que seguía presentando cefaleas y fiebre, se incorporó a su actividad docente, pero el sábado día 13 volvió a acudir a urgencias del Quirón, donde ese fin de semana se le realizaron dos TAC. En el primero, no se apreció nada significativo. Sin embargo, el domingo se le repitió la prueba, que ya reveló que sufría una hemorragia cerebral. A pesar de que fue intervenida quirúrgicamente para drenar la sangre, loa docente siguió empeorando hasta que el martes falleció en la UCI.