El Parlamento balear rechaza la creación de una comisión de investigación sobre explotación sexual de menores tutelados

El escándalo de prostitución de menores tuteladas en centros de Baleares explotó hace más de un año.

LD/Agencias | 2021-03-31

El Parlamento balear ha rechazado, este martes, la creación de una comisión no permanente de investigación sobre explotación sexual de menores tutelados o en guarda y reforma.

La moción ha sido presentada por el PP en el pleno del Parlamento y defendida por la diputada popular Margalida Durán. El primer punto, relativo a la creación de esta comisión de investigación, ha sido rechazado por 30 votos en contra de Grupo Mixto, MÉS per Mallorca, Unidas Podemos y PSIB y 25 a favor de El PI, Vox, Ciudadanos y PP. PSOE y Podemos ya rechazaron una comisión de investigación sobre el escándalo.

Durante su defensa en el debate de la moción, Durán ha afirmado que "hoy, un año y medio después, es más importante que nunca votar a favor de una comisión de investigación, no sólo para depurar responsabilidades, sino para buscar entre todos soluciones de futuro".

En este sentido, ha añadido que una comisión es "la única herramienta de la que disponemos los parlamentarios para realizar nuestras aportaciones y, velando por el interés de los menores, es fundamental que este Parlament no mire hacia otro lado".

En la votación de la moción, el pleno del Parlamento también se ha opuesto a revisar y modificar el Protocolo de Actuación en casos de abuso sexual infantil y explotación sexual infantil en las Islas; así como a instar al Consejo de Mallorca, y al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), a promover, con campañas, el conocimiento de este protocolo.

Asimismo, el Parlamento ha rechazado solicitar al Gobierno balear que establezca e implante itinerarios integrales de proyectos de recuperación psicológica y de inserción social para las víctimas de explotación sexual e instar a los consejos y al Gobierno regional a impartir talleres de educación afectiva sexual.

De igual modo, el Parlamento ha rechazado instar al Gobierno balear a convocar, con una periodicidad mínima trimestral, reuniones de coordinación con los consejos, Fiscalía, policía y entidades implicadas, para examinar el cumplimiento del protocolo de actuación en casos de abuso sexual infantil.

En el caso contrario, han sido aprobados los puntos relativos a instar al Govern a personarse en los casos judiciales abiertos que impliquen explotación sexual de menores tutelados o en guarda y reforma y a que los consejos y el propio Gobierno sigan con los cursos de formación específicos y actualizados sobre explotación sexual infantil y adolescente a todos los trabajadores del centros menores.

En el turno de las aportaciones de los partidos, la diputada de Vox, Idoia Ribas, ha recordado que la formación política solicitó, hace más de un año, la creación de una comisión de investigación, que "no se ha creado aún por culpa de los grupos de izquierdas que se niegan a ejercer su función de control sobre los gobernantes".

Ribas ha manifestado que "los partidos de izquierdas, los del 'hermana, yo sí te creo', que tienen bajo su responsabilidad a decenas de niñas que son prostituidas, en vez de activar los mecanismos legales para investigar lo que está pasando aquí con esas niñas, que son las más vulnerables de nuestra sociedad, los rechazan".