Riña de sectas

Eduardo Goligorsky

Los taumaturgos de la cruzada supremacista no imaginaron que el virus cainita que estaban sembrando por sus pagos los infectaría también a ellos y a sus huestes.

2021-04-01
Hágase socio si quiere imprimir este artículo.