Simón Casas: "Si se gestionaran el cine, el teatro y los conciertos como la tauromaquia habrían desaparecido"

El empresario de Madrid, Valencia, Alicante y Nimes aseguró en esRadio que habrá toros en Las Ventas en 2021.

esRadio | 2021-04-06

El empresario y productor, como a él le gusta presentarse, Bernard Domb, más conocido por Simón Casas, le han llovido críticas por todos lados por la falta de actividad taurina en la plaza de toros de Las Ventas desde otoño de 2019. El coso de la calle de Alcalá, que gestiona junto a Rafael García Garrido con la empresa Plaza 1, no ha celebrado ningún festejo en 2020 y en lo que llevamos de 2021 no hay nada anunciado.

En el programa Es Toros de esRadio, Casas analizó la situación del toro y salió al paso de las críticas que se han acentuado tras el anuncio de otra feria de San Isidro en el Palacio de Vistalegre. El empresario argumentó que "hay dos tipos de mercado en la tauromaquia: la plaza privada y la plaza pública. Eso conlleva muchos matices". "En una plaza privada, como es el caso de Sevilla o Vistalegre, el empresario puede anunciar y luego, evidentemente, al igual que los demás tiene que esperar las medidas que se puedan aplicar y en las plazas públicas dependemos al 100% de la autoridad competente", explicó.

las-ventas-0421.jpg
La plaza de toros de Las Ventas

Casas dijo que en Plaza 1 están "permanentemente" en contacto con la Comunidad de Madrid, propietaria de Las Ventas. "Hemos tenido varias reuniones donde se han planteado los criterios sanitarios y económicos para prever o imaginar y anticiparse para que haya toros en Madrid. Seguro que habrá en la temporada 2021 ¿En qué fecha? No lo sabemos ni nosotros ni, seguramente, ahora mismo la CAM", señaló el empresario. También puso sobre la mesa el Real Decreto Ley que "impone 1,5 m" entre cada espectador y que "eso en Las Ventas viene a ser menos de 4.000 personas".

"Es imposible tanto económicamente como al nivel de lo que debe de ser la primera plaza del mundo. No se puede torear delante de tendidos vacíos y, además, cuando estamos hablando del 50% no hay que olvidar que en Madrid el trapío del toro es al 100%. Madrid es una plaza muy seria, es la primera plaza del mundo y el toro tiene que ser el toro de Madrid y tiene que haber un mínimo de público que sólo puede ser del 50% para que permita dar un espectáculo de calidad", remarcó.

"Estoy deseando que se dé tanto Sevilla como Vistalegre pero lo que sí es cierto que estos empresarios que han anunciado ferias están esperando la autorización definitiva de las autoridades competentes", dijo Simón Casas sobre una de las cuestiones que más incertidumbre está generando entre los aficionados a los toros. Además, indicó que "en Madrid y en el resto de mis plazas no hago efecto de anuncio por realismo, por pragmatismo pero trabajo día y noche en todas las hipótesis de programación". Contó que la noche anterior había estado toda la madrugada haciendo "el borrador de la Feria de Julio en Valencia, de la feria de las hogueras en Alicante en junio, y el de Nimes en septiembre". "En todas esta plazas, Madrid incluido, sí puedo garantizar que habrá toros. Pero yo tengo una forma de trabajar diferente. Prefiero quedarme callado y cuando tengo todo en la mano es cuando anuncio lo que tenga o lo que pueda anunciar. "Yo prefiero anunciar cuando estoy seguro 100% que lo que anuncio se va a poder dar". dijo.

jose-tomas-nimes.jpg
Simón Casas con José Tomás

Casas afirmó que uno de sus objetivos es "una gran Feria de Otoño" en Las Ventas. Destacó que ya están trabajando en esas fechas y que tienen "toros por un tubo y las mejores ganaderías". Dijo también que antes de otoño "habrá oportunidad de celebrar algunas fechas por ejemplo: ¿Quién nos prohíbe montar una corrida de la Beneficencia o una corrida de la Cultura en fechas que, además, no están fijas?". "La filosofía de esta empresa es la entrega total a la primera plaza del mundo como lo ha demostrado Plaza 1 en estos tres años que hemos creado tres de las mejores ferias de San Isidro y tres de las mejores ferias de otoño. Estamos preparadísimos a la espera de cosas concretas", apuntó.

El empresario también reflexionó sobre algunos de los problemas que tiene la Fiesta. Simón Casas dijo que "hay una cosa de la cual no se habla", y es que "el enemigo muchas veces está dentro". "Históricamente el mundo del toro se ha acostumbrado desde el siglo XIX a una hipernoria que lo critica todo y principalmente al empresariado". Para los críticos "el empresario es el malo de la película" y "no es verdad". El productor aseguró que el empresario taurino "es el que financia la fiesta, es el que se juega su apellido, su marca y su dinero para que siga existiendo la Fiesta en el siglo XXI cuando no hay ninguna subvención ni ninguna ayuda institucional".

"Desde el siglo XIX un cierto sector hiperminoritario de la tauromaquia ha criticado constantemente a las figuras por ser figuras, al empresario por ser empresario, al ganadero por no criar toros… no nos extrañamos tampoco ahora que la tauromaquia esté ahora un poco marginada porque sus fieles, que es le pueblo del toro, el mundo de la afición, critican demasiado y de manera nefasta. Ellos no vaya a ser que sean peores que los antitaurinos", remarcó.

Un modelo de gestión obsoleto

Simón Casas también es presidente de la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (ANOET), la patronal de los empresarios de las plazas de toros. En los últimos tiempos también ha sido el blanco de muchas de las críticas de los aficionados por la falta de unidad y de una estrategia clara contra la situación que ha generado la pandemia del coronavirus. Además, en los últimos tiempos empresarios como José María Garzón, Maximino Pérez, Alberto García o Juan Bautista han abandonado la asociación.

El presidente de ANOET dijo que trabajan "mucho" y que en 2020 han tenido "cien reuniones" y se defendió argumentando que "lo que pasa es que las gestiones no tienen que ser necesariamente objeto de una comunicación pública". "ANOET agrupa el 90% de los empresarios y todas las plazas importantes de primera" y "alguno de ellos han querido salir por criterio propio. Hemos abierto la junta directiva a nuevos empresarios de plazas de tercera, de plazas más chicas, para que haya una representación real de todo el empresariado", indicó.

"No hay que olvidar que estamos en la situación desde hace un año de pandemia, estamos ya en la cuarta ola y andamos a ciegas", dijo. "Eso no indica que actuemos con constancia, lucidez y con pragmatismo. No podemos estar constantemente debatiendo públicamente", añadió el empresario.

dia-toros-las-ventas-desde-dentro-parte-2-40-29052019-33.jpg
Un día de toros en Las Ventas

Simón Casas explicó que "la estructura del toro está obsoleta desde mucho antes de la pandemia" y que "lo que está obsoleto es la gestión general de la Fiesta". "Es un patrimonio cultural que depende del ministerio de Cultura y está totalmente encorsetada a nivel económico, a nivel de reglamento, a nivel de todo tipo de funcionamiento. Es un mercado muy específico desde hace años y yo siempre he dicho que si queremos un futuro para la Fiesta había que liberalizar su producción al igual que está liberalizada la producción de la cultura y de todos los eventos artísticos en general".

El empresario está convencido que "la vacuna va a ser la solución de la pandemia pero la situación general a nivel sanitario y económico es fluctuante de un día para otro". Contó que "a final de verano tendremos un horizonte abierto porque habrá entre un 60% y un 80% de la población vacunada". Por eso añadió que "hay que acompañar la vacuna con medidas de seguridad porque de otra manera no podremos nunca con la pandemia".

Uno de los grandes problemas que tienen los empresarios a la hora de preparar los festejos taurinos son los pliegos de condiciones, en especial los que preparar la administración. Simón Casas es de esta opinión. Dijo que "la gestión de la Fiesta está encorsetada por pliegos de condiciones que son obsoletos en todos los casos y todos los países. Obsoletos porque la tauromaquia es un arte y el arte no puede estar encorsetado como si fuera un sistema económico de tipo soviético".

"Los pliegos de condiciones en general hasta te marcan el precio de la CocaCola. Te marcan todo. El arte requiere libertad creativa, la libertad creativa necesita una economía adaptada y eso no quiere decir que el empresario gane más dinero. Por desgracia, desde hace una década el empresariado está en déficit porque si quieres crear y quieres grandeza y a la vez a las figuras, a los emergentes, las mejores corridas… si quieres creatividad eso tiene un costo que no está compensado para nada debido a los pliegos de condiciones", explicó. Simón Casas cree que "hay que cambiar de modelo de gestión" y comentó que "si se gestionara el cine, el teatro y los conciertos como se gestiona la tauromaquia habrían desaparecido".

En este sentido habló de cómo ha llegado a postularse junto a su socio Manuel Amador para el pliego de la plaza de toros de Albacete. Casas dijo que "el pliego nuevo que ha salido no es perfecto pero es mucho mejor que el inicial. Lo que me motiva es darme cuenta que hay plazas tan importantes como Málaga, El Puerto o Albacete que están sin empresario".