Gabilondo sigue manipulando los datos para evitar reconocer que mintió sobre la letalidad en Madrid

Sandra León

El candidato del PSOE mezcla más datos descontextualizados para no tener que pedir disculpas a Isabel Díaz Ayuso. Libertad Digital aclara las cifras.

Sandra León | 2021-04-19

Lejos de rectificar, el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha vuelto a tratar de azuzar este lunes los fantasmas de que el riesgo de morir de coronavirus en la región es mayor que en el resto de España. Una afirmación con la que el socialista pretende generar desconfianza en la gestión de la popular Isabel Díaz Ayuso a falta de dos semanas para las elecciones del próximo 4 de mayo.

El pasado viernes, Ketty Garat le reprochó en Telemadrid haber denunciado en reiteradas ocasiones que el riesgo era "un 54% mayor", a pesar de que el propio Fernando Simón había asegurado que "en Madrid, la letalidad es similar a la de cualquier otra comunidad autónoma". Gabilondo reconoció entonces que había vuelto a pedir aclaraciones sobre ese dato: "Si me confirman que no es el adecuado, yo por supuesto que rectificaré y pediré disculpas".

"Igual la expresión no es la probabilidad", ha matizado este lunes. Sin embargo, con el fin de evitar entonar públicamente ese mea culpa, Gabilondo ha optado por responder a las preguntas de esRadio con una avalancha de datos que mezclan conceptos —número de fallecidos, tasa de mortalidad y tasa de letalidad— y que, en todo caso, no sirven para sustentar que el riesgo de morir de coronavirus en Madrid sea mayor que en otras comunidades.

El número de fallecidos

Para empezar, el candidato socialista asegura que, según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, "el porcentaje de fallecidos el pasado viernes en Madrid era el 59% superior a la media nacional". Tras escuchar tal afirmación, Libertad Digital trató por todos los medios de ponerse en contacto con el equipo de Ángel Gabilondo para averiguar de dónde extraía un porcentaje que no cuadraba con ninguno de los datos facilitados por el departamento que dirige Carolina Darias.

Sin embargo, no ha sido hasta última hora de la tarde de este lunes cuando su jefe de campaña ha respondido a los numerosos mensajes de este periódico. Su respuesta no puede ser más sorprendente: se refiere a la tasa de mortalidad por cualquier causa y no únicamente a la relacionada por el coronavirus.

"El equipo de especialistas técnico sanitarios del PSOE, utilizando datos del Ministerio de Sanidad, el Instituto Nacional de Estadística y del Instituto Carlos III calcula la tasa ajustada de mortalidad de la Comunidad Madrid en 238,6 por cien mil (habitantes), mientras que la de resto de España es de 147,2. Resulta, de este modo, que la tasa de mortalidad de Madrid es casi un 60% más alta que la del resto de España", reza la respuesta. Es decir, que Gabilondo habría basado toda su campaña para atemorizar a los madrileños en un dato que ni siquiera se circunscribe a la pandemia.

Baile de cifras

En segundo lugar —y ya ciñéndose al coronavirus—, Gabilondo ha señalado este lunes que mientras que en Madrid "la tasa general de mortalidad es actualmente de 2.180,71 fallecidos por cada 100.000 habitantes, la media nacional es 1.620,25". La periodista de La Noche de Dieter Sara Becerro le ha preguntado a Fernando Simón por la veracidad de estos datos tan elevados.

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias (CAES) ha eludido responder directamente, pero sí ha aseverado que cualquiera puede calcularlos. "Me hace gracia cuando me dicen si yo creo que eso es verdad o no… Es que los datos son los que son —ha reaccionado Simón visiblemente molesto—. El número de casos dividido por el total de la población te dice tu incidencia y los datos están todos ahí. Yo no tengo que decirle a nadie si los datos son ciertos o no, simplemente tengo que saber si en la calculadora tocó las cifras adecuadas o se equivocó".

Tras hacer el cálculo pertinente, queda claro que se equivocó, ya que la tasa de mortalidad resultante no es de 2.180 por cada 100.000 habitantes, sino de 218. Es decir, que, a pesar de que Gabilondo presume de que aquellos que trabajan con él saben hasta qué punto es enfermiza su "obsesión por contrastar todos y cada uno de los datos", al candidato socialista y a su equipo le ha bailado un 0.

Sin embargo, aun presuponiendo que ese baile de cifras haya sido un error no intencionado, hay otra cuestión que pone en entredicho ese supuesto rigor del candidato socialista: Gabilondo oculta que hasta cuatro comunidades autónomas cuentan con una tasa de mortalidad superior a Madrid —Castilla La Mancha, Castilla y León, Aragón y La Rioja— y que tres de ellas están gobernadas por el PSOE. Y, al menos que sepamos, Gabilondo no se lo ha reprochado ni a Emiliano García Page, ni a Javier Lambán ni a Concha Andreu.

El dato es tan abrumador que el propio Fernando Simón ha obviado responder a la otra pregunta de La Noche de Dieter, que le instaba a aclarar cuáles son en estos momentos las tres regiones con la tasa de mortalidad más elevada.

Mortalidad no es letalidad

En todo caso, se trata de un parámetro que nada tiene que ver con la letalidad o el riesgo de morir al que inicialmente se aferraba el socialista, ya que esto no se mide en función del número de habitantes, sino con relación al número de contagios.

Hasta Newtral.es —el medio al que más credibilidad otorga la izquierda a la hora desmentir bulos y que dirige la periodista de La Sexta Ana Pastor— ha venido desmontando en los últimos días los datos ofrecidos por Gabilondo. Según sus cálculos, la letalidad en la Comunidad de Madrid se sitúa en el 2,29%, frente al 2,3% de la media nacional que constata el último informe del Ministerio de Sanidad.

En todo caso, se trata de un dato sesgado, ya que aquellas comunidades que más pruebas diagnósticas realizan podrían salir perjudicadas. En este sentido, cabe señalar que, según los últimos datos oficiales publicados en la web de Sanidad, Madrid realiza 2.287,21 test por cada 100.000 habitantes, frente a los 1.799,98 de la media nacional o los 730,21 de la Comunidad Valenciana —dirigida por el socialista Ximo Puig—, que se sitúa como la región que menos pruebas diagnósticas hace a sus propios ciudadanos.

Además, también habría que distinguir entre la tasa de letalidad de la primera ola y la cosechada en olas posteriores, ya que hasta el pasado verano la gestión del coronavirus correspondía únicamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. A este respecto, tal y como recopilaba hace unos días Diariofarma —basándose en los datos del Ministerio—, se podría señalar que la letalidad se ha reducido considerablemente desde que se inició la cogobernanza con las comunidades autónomas: del 11,3% de media en toda España en la primera ola, al 2,3% actual.

En el caso de la Comunidad de Madrid, el riesgo se habría reducido en mayor medida si cabe, al pasar del 12,6% al 2,3%. Y lo que es más llamativo aún: sin contar con la primera ola, la tasa de letalidad en la región se situaría en el 1% frente al 1,6% de la media nacional.

Manipulación de los datos de residencias

En último lugar, Gabilondo también ha tratado de generar confusión en torno al número de fallecidos en las residencias de mayores: "Hay que recordar que también es Madrid la región con más muertos en residencias de ancianos durante la pandemia, 6.187, el 21% del total de España".

Se trata de un dato totalmente descontextualizado, por cuanto se oculta que Madrid es, junto con Andalucía y Cataluña, una de las comunidades que más población de más de 65 años aglutina, y la segunda —solo superada por Cataluña— en lo que al número de mayores internados en residencias se refiere. Así, según los últimos datos que maneja el Círculo Empresarial de Atención a Personas (CEAP), de los 312.192 ancianos que viven actualmente en alguno de estos centros en toda España, la Comunidad de Madrid aglutina a 39.192.

Con todo, el dato facilitado por Gabilondo no demuestra ese "mayor riesgo" que el socialista pretende utilizar contra Isabel Díaz Ayuso, ya que para hacer un análisis exhaustivo habría que tener en cuenta ésa y otras muchas variables, por ejemplo, la dispersión de la población. "La incidencia no es la misma en un centro en el que viven 200 personas en Madrid que en una residencia en la que viven 20 en un pueblo perdido de Soria —advierten a Libertad Digital desde CEAP—. Los datos no son comparables".

¿Serio y formal?

A tenor de todo lo contrastado por LD, lo que está claro es que el candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid ha tratado de mezclar datos totalmente descontextualizados con el fin de vender la imagen de que la gestión del PP en la Comunidad de Madrid sitúa a sus habitantes ante un mayor riesgo de morir por covid. Una ceremonia de la confusión que choca con la imagen de "serio y formal" en la que el PSOE pretende basar su campaña.