Las cuentas imposibles de Montero: promete más recaudación a Bruselas en plena caída de los ingresos

Diego Sánchez de la Cruz

Las cifras presentadas a Bruselas no cuadran con la evolución de los ingresos de Hacienda.

Diego Sánchez de la Cruz | 2021-05-11

El gobierno de Pedro Sánchez plantea un fuerte incremento de la recaudación a lo largo del ejercicio 2021. En su Programa de Estabilidad para 2021-2024, remitido la pasada semana a Bruselas, se plantea una subida de los ingresos tributarios del 7,6%, hasta alcanzarse la cifra de 275.243 millones de euros durante el conjunto del año.

Sin embargo, los datos de recaudación del primer trimestre del año apuntan en la dirección inversa. El pasado mes de enero, los ingresos tributarios fueron de 14.595 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,2% en comparación con el año anterior. Si se analizan las cifras en términos homogéneos, sí se observa un cierto aumento, pero de apenas un 1,4%.

Las cifras de recaudación facilitadas por la Agencia Tributaria son aún peores para febrero. Durante el segundo mes del año, los ingresos del fisco fueron de 20.292 millones de euros, lo que supone una caída del 4,3% en comparación con 2020. De modo que tampoco en febrero se observaron cifras de recaudación comparables a las que anticipa el Ejecutivo.

Si nos fijamos en los datos de marzo, nuevamente encontramos que las cifras de ingresos tributarios son inferiores a los niveles de crecimiento recaudatorio planteados por el gobierno en su comunicación a Bruselas. En total, la Agencia Tributaria obtuvo 10.642 millones de euros, una recaudación del 3,4% en comparación con el año 2020.

El primer trimestre, en negativo

Agregando los datos del primer trimestre, el informe del fisco apunta que los ingresos se redujeron un 3,1% respecto al mismo periodo de 2020, con una contracción del 2,2% en los ingresos brutos y un incremento del 2,1% en las devoluciones. En términos homogéneos, el descenso de los ingresos en los tres primeros meses fue del 2,5%.

Figura fiscal por figura fiscal, el IRPF refleja una subida del 1,4%, mientras que el IVA experimenta una caída del 4,8%. Los Impuestos Especiales retroceden un 14,9%, mientras que el resto de ingresos fiscales sufren una caída del 6%. No hay comparativa homogénea para Sociedades, pero los datos sin ajustar muestran que la caída fue del 7,6%.

De modo que, a la luz de las cifras de recaudación que publica la Agencia Tributaria, parece muy complicado que se produzca la fuerte subida de ingresos que plantea el ministerio de Hacienda. Es importante recalcar, además, que los planes de recaudación contemplan 3.500 euros más de recaudación por hogar que en 2019, cuando no había pandemia.