Tamara Falcó confiesa por qué no quiere casarse (todavía) con Íñigo Onieva

La marquesa de Griñón deja atrás los rumores de crisis con Onieva, del que está muy enamorada.

Chic/Agencias | 2021-07-29

Tamara Falcó está viviendo un momento pletórico al lado de Íñigo Onieva, del que está locamente enamorada y con el que tiene planes de futuro. La colaboradora de televisión y empresaria está disfrutando del verano y después de unos días en Ibiza, hizo un parón para asistir al encuentro "Diálogos por la concordia" celebrado en la catedral de Burgos.

Sobre su relación con Onieva, con el que está a punto de celebrar su primer aniversario, ve mucho futuro: "Claro que sí, pero vamos poco a poco porque se tarda mucho en conocer a una persona. Lo bueno que te repite muchas veces la Iglesia es también el tiempo del noviazgo y conocer bien a la persona... Es que no hemos hecho ni el año". Tamara tampoco no descarta la maternidad: "Me encantaría, soy súper niñera. Tengo unos sobrinos y una ahijada maravillosa".

La marquesa de Griñón habló sobre el papel de la mujer en la Iglesia y contó su experiencia con la religión católica, a la que se acercó a los 27 años tras descubrir la Biblia. "Me ha cambiado todo. Iba sin rumbo, no sabía cuál era el propósito de estar aquí. Era infeliz. Había momentos que pensaba que sí, pero eran cosas que pasaban rápido. Todo cambió", confesó. Aunque intenta que su familia la siga, Tamara aseguró que "nadie es profeta en su tierra".

La hija del fallecido Carlos Falcó también tuvo buenas palabras para Esther Doña, viuda de su padre, que planea publicar un libro de memorias. "Creo que dice mucho de ella que recuerde a mi padre de esa forma. Me alegro que hable con tanto cariño".