El efectivo es el medio de pago preferido para los más jóvenes y los mayores de 64 años

El mismo análisis apunta a que el 35,9% de los ciudadanos manifestaron utilizar el efectivo como medio de pago más habitual.

Libre Mercado | 2021-07-30

El dinero en efectivo sigue siendo el método de pago preferido para la población entre 18 y 24 años y para los mayores de 64 años en (un 60,3% y 53,0% respectivamente), lo que sitúa a este método de pago como la alternativa de inclusión financiera para ambos segmentos de la población y especialmente en los municipios de menos de 100.000 habitantes, según la última ‘Encuesta nacional sobre el uso del efectivo’ realizada en 2020,

A nivel general, el mismo análisis apunta a que el 35,9% de los ciudadanos manifestaron utilizar el efectivo como medio de pago más habitual (un 37,5% en el caso de los municipios de menos de 100.000 habitantes), mientras que el 54,1% se decanta por la tarjeta de débito como su medio de pago preferido.

Pese a las preferencias declaradas en la encuesta, el nivel de difusión de dinero en efectivo en España sigue siendo parecido al de hace dos años. Según el Informe Institucional del mismo Banco de España, en 2020 el Banco de España entregó a las entidades de crédito 2.761 millones de billetes, por un importe de 87.395 millones de euros, un -6,5% con respecto a 2019 pero una cifra similar a 2018 y muy por encima de 2016, reflejo del importante papel del dinero metálico en la sociedad.

De hecho, según se desprende de la encuesta, el efectivo sigue manteniendo un importante valor refugio y es un factor de seguridad importante, cerca de la mitad de los españoles (un 47,9%) guarda fuera de su banco cantidades superiores a los 500 euros.

Con respecto al acceso al efectivo, los cajeros automáticos son el medio más habitual de obtener efectivo por parte de los ciudadanos (un 84%) y, de entre ellos, el 42,4% los utiliza al menos una vez por semana. Sin embargo, debido al cierre de oficinas bancarias, un 5,9% de los encuestados que viven en poblaciones de menos de 100.000 habitantes declara que la oficina más cercana está situada a más de 10 km de su domicilio.

Precisamente, uno de los segmentos de población con más preferencia por el efectivo (los mayores de 64 años) han sido los más afectados por el cierre de las oficinas bancarias especialmente en su en su hábito de obtener dinero en efectivo en sus ventanillas y hasta un 44% de la población percibe restricciones en su entidad bancaria para realizar operaciones en efectivo en ventanilla.

Por el contrario, y a pesar de estos cierres, ha aumentado hasta el 80,9% el número de comercios que acude a las entidades bancarias para garantizarse el cambio y la mayoría lo hace una vez por semana.