Teresa Portela gana la medalla de plata la modalidad de K1-200 de piragüismo en los Juegos Olímpicos de Tokio

José Manuel Puertas

La española logra al fin la medalla olímpica en sus quintos Juegos Olímpicos tras una carrera rapidísima en la que se recurrió a la foto finish

José Manuel Puertas | 2021-08-03

Octava medalla para la delegación española en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, lograda por la veterana piragüista gallega Teresa Portela en la modalidad de K1-200, tras una carrera rapidísima en la que se impuso con cierta holgura la neozelandesa Liza Carrington pero en la que hubo que recurrir a la foto-finish para dilucidar la segunda posición, en la que la española superó a la danesa Enma Jorgensen. La cuarta plaza fue para la polaca Marta Walczykiewicz.

Tras ser quinta en Atenas 2004 y Pekín 2008, cuarta en Londres 2012 y sexta en Río 2016, Teresa Portela encuentra al fin el premio de una medalla olímpica los 39 años, después de una larguísima carrera que le ha llevado a disputar seis Juegos Olímpicos y conseguir quince medallas mundiales y dieciocho a nivel europeo.

Con la plata de Portela, España suma ya ocho medallas en Tokio: una de oro, cuatro de plata y tres de bronce. Lo hace además en una categoría, el K1-200, que desaparecerá en estos Juegos, pues no formará parte del programa olímpico en París 2024.

Instantes después del éxito de la de Cangas de Morrazo, los también españoles Cayetano García y Pablo Martínez han sido octavos en la final de C2-1000. La joven pareja sevillana se lleva así un meritorio diploma olímpico.