El PP avisa al Gobierno: "La única mesa de diálogo en la que se debe sentar Puigdemont está en el Supremo"

Alicia González

Génova ve a Pedro Sánchez capaz de vender el futuro de España por "una noche más en La Moncloa" y pide a Puigdemont que "deje de hacer el ridículo".

A. González | 2021-09-25

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha lanzado este sábado varias advertencias al gobierno tras la detención y posterior puesta en libertad hasta que haya una decisión final del expresidente catalán, Carles Puigdemont, en Cerdeña. En un acto del partido en La Coruña el número dos de los populares ha señalado que ahora es el momento de que el presidente, Pedro Sánchez, demuestre "que de verdad quiere que Puigdemont venga a España".

García Egea se ha referido también al supuesto error que ha cometido el Ejecutivo español y que el expresidente de Cataluña ha utilizado para pedir a la justicia italiana que le deje en libertad definitivamente. "Sánchez tiene que demostrar que ese error no ha sido un error consentido y auspiciado por el gobierno socialista", ha esgrimido el dirigente popular después de que se haya conocido que la defensa del fugado ha alegado que la Abogacía del Estado trasladó a la Unión Europea que la euroorden estaba suspendida.

Para el dirigente popular es urgente que Puigdemont esté "cuanto antes en la única mesa de diálogo que garantiza la democracia española que es la Sala Segunda del Tribunal Supremo en el banquillo de los acusados y delante de los jueces". Razón por la que ha pedido al presidente del gobierno que se comprometa con la "ley y la justicia" porque a su juicio Sánchez es capaz de vender el futuro de España "por una noche más en La Moncloa".

Almeida pide que Puigdemont deje de "hacer el ridículo"

También el alcalde de Madrid y portavoz nacional del Partido Popular, José Luis Martínez-Almeida, se ha referido este sábado a lo sucedido con el expresidente catalán. En declaraciones a los medios en Gijón, ha recomendado al fugado que "deje de hacer el ridículo de una vez" y asuma "la responsabilidad de los actos que hizo como han asumido sus compañeros que han estado en la cárcel y que han sido indultados por el gobierno socialista".

"Si quisiera de verdad ridiculizar a España debería venir a España, pero no se atreve porque sabe que aquí hay un estado de derecho, una democracia plenamente consolidada y que aquí se le va a juzgar por los delitos", ha añadido pidiendo al gobierno lo mismo que ha pedido su compañero García Egea: que "no interfiera lo más mínimo" y que "no ponga su interés político por encima del interés general de España".